Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Rivera en su visita a 'El Hormiguero' de Pablo Motos / ATRESMEDIA

Albert Rivera, más feliz que nunca junto a Malú y su hija

El que fuera líder de Ciudadanos pisó por primera vez un plató de televisión desde su marcha de la política en el mes de noviembre

Jordi Nieto
3 min

Casi un año después de que dejara la política, Albert Rivera ha vuelto a pisar un plató de televisión. Se trata de la entrevista que el que fuera líder de Ciudadanos ha realizado en el programa de El Hormiguero. El espacio conducido por Pablo Motos arrancó las declaraciones más íntimas y personales del excandidato a la presidencia del Gobierno de España en relación a su vida sentimental.

"Me he abierto en canal, de corazón y con libertad", confesó Rivera a Motos. El abogado contó en directo cómo fue el inicio de la relación que mantiene con Malú desde hace casi tres años. Hoy por hoy, la cantante y el abogado son papás de una niña llamada Lucía que nació a principios de junio. "Un equipo unido como una roca", presumió el otrora político.

Triunfó el amor

"Uno no elige de quien se enamora, pero yo he elegido muy bien", afirmó el expolítico al dedicarle estas bonitas palabras a su chica. Rivera, que se quejó del acoso que sufre junto a su mujer, instó en directo al poder legislativo de este país a cambiar la ley.

"¿Por qué no puedo ir a la playa, a la compra, a la primera revisión médica de mi hija con tranquilidad?, ¿por qué tiene que haber una cámara persiguiendo a mi suegra cuando sale de casa o a mi madre cuando va a buscar al cole a mi otra hija?", preguntó en directo. "La Constitución dice que toda persona tiene derecho a su intimidad y es algo que quiero reivindicar con toda tranquilidad, pero con toda firmeza",  sentenció.

Tengo ilusión y felicidad más allá de la política

No se puede negar que Albert Rivera se entregó a fondo en la entrevista con Pablo Motos. Presentador e invitado sacaron a la luz los momentos más complicados a los que se tuvo que enfrentar el catalán en sus últimos tiempos como político. En referencia al varapalo que el ex de Ciudadanos sufrió el pasado noviembre, tras la repetición de los comicios a la presidencia del Gobierno, Albert confesó que tenía  muy claro que en ese momento debía dimitir.

Afirmaciones como "cuando hay una victoria, son muchos los padres, pero  cuando hay una derrota, el culpable solo es el líder" salieron de la boca del entrevistado, quien asegura sentirse muy feliz alejado de la vida política y sin intención de volver.