Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con un cono, un clásico en las heladerías / Free stock photos from www.picjumbo.com EN PIXABAY

Las mejores heladerías de Girona

Rocambolesc, Rolls & Co o La Bombonera son algunos de los locales imprescindibles para disfrutar de un buen helado en la ciudad

Noelia Hontoria
5 min

Un buen helado y un paseo por una bonita ciudad son suficientes para disfrutar de un buen plan. Tampoco debe faltar una buena compañía, puede ser la de uno mismo o la de esa persona especial. Una ciudad que cumple con estos requisitos es Girona, donde se encuentran algunas de las mejores heladerías de la zona y, además, ofrece unas bonitas vistas, tanto en el Barri Vell como en otras zonas de la ciudad. Un paseo por Girona es un verdadero lujo y disfrutarlo con un helado en la mano, aún más.

En esta ciudad se pueden visitar algunas heladerías muy especiales, como Rocambolesc, sin duda la más mítica ya que llega de la mano de los hermanos Roca, considerados unos de los mejores chefs del mundo. Rolls & Co también merece la pena una visita por su originalidad, mientras que aquellos que busquen un sabor más tradicional pueden degustar los sabores de La bombonería, donde tienen opciones para todos los gustos, desde los más clásicos hasta otros realmente modernos.

Rocambolesc

Hablar de helados en Girona es hablar de Rocambolesc. Esta heladería, hermana de la que lleva el mismo nombre en la Ciudad Condal, ofrece helados de vanguardia en un local con una decoración que, ya solo por esto, merece la pena entrar. Rocambolesc emula una fábrica de dulces de cuento y ofrece una carta de helados muy original. Se pueden pedir desde los clásicos conos o tarrinas de sabores clásicos, hasta otros más modernos, como El Oso de Madroño, El Cul de Lleona o El Dedo de Colón.

La heladería, dirigida por los hermanos Roca, se encuentra en carrer de Santa Clara, 50, en pleno casco histórico de la ciudad de Girona, junto al río y el Pont de les Peixateires Velles. No debe abrumar la cola que se ve la mayor parte del día, despachan rápido y los sabores de helados los reponen continuamente, por lo que no habrá problema para disfrutar de un helado de gin tónic o de manzana al horno, con un rango de precios más que correcto teniendo en cuenta la firma de los hermanos Roca.

Un waffle con helado / Jusminmari EN PIXABAY
Un waffle con helado / Jusminmari EN PIXABAY

La Bombonera

Buena localización, buen surtido de helados y una carta que se completa con otras meriendas, como crepes. La Bombonera es una de las heladerías de Girona con más solera y bien merece la pena este reconocimiento. Cuenta en su carta con sabores tradicionales, pero también se pueden pedir helados más “modernos”, como helado de caramelo de mantequilla salada o helado de pétalos de rosa. Además, también piensan en aquellos con necesidades especiales y tienen variedad de productos sin gluten y sin azúcar.

La Bombonera se encuentra en Plaça de la Independiencia, 17, en pleno corazón de la capital, a tan solo unos pasos de la heladería anteriormente mencionada, Rocambolesc. Tiene vistas a la plaza y una pequeña terraza para quienes deseen tomar su merienda o su postre sentado. Además de sus helados, también merece la pena probar otros productos de su carta, como los gofres, la limonada, los crepes o la horchata, todos de gran calidad y con deliciosos sabores para que quien vaya, repita.

Rolls & Co

Quien busque originalidad en las heladerías de Girona tiene una cita imprescindible en Rolls & Co. Se trata de un local en el que se ha reinventado el concepto de helado y permite consumirlo de una manera especial. El producto estrella son sus “enrollados”. Se trata de rollos de helado de diferentes sabores, que se completan con complementos como frutas o galletas y siropes de sabor a elegir. Además de estar deliciosos, ver como se hacen los rollitos es todo un espectáculo en sí mismo.

Rolls & Co se encuentra en Rambla de la Llibertat, 9, en la orilla derecha del río, entre el Pont de les Peixateries Velles y el Pont de Piedra. En la zona hay atractivos turísticos que bien merecen la pena una visita después de haber disfrutado de este original helado, como les Cases de l’Onyar. Es una zona muy bonita para una heladería que combina calidad con originalidad. La carta de sabores es reducida, pero su mayor interés reside en el tipo de elaboración que preparan con los helados. También tienen opciones veganas.