Menú Buscar
Furgoneta camuflada de la DGT / DGT

Estas son las furgonetas de la DGT para 'cazar' a los infractores

Hasta 15 vehículos camuflados avisarán a la Guardia Civil de distracciones al volante

M. Carmen Duarte
4 min

Por cuarto año consecutivo, las distracciones siguen siendo la primera causa de los accidentes mortales de tráfico. En 2019, el 28% de estos siniestros presentaban como factor recurrente el despiste al volante. Estas cifras han llevado a la Dirección General de Tráfico (DGT) a poner en marcha entre el lunes 14 y el domingo 20 de septiembre una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen los descuidos en la carretera.

Para ello, la DGT ha adquirido 15 furgonetas camufladas para vigilar las conductas al volante y sancionar a aquellos que incumplen las normas de seguridad vial. Estos vehículos ya llevan en circulación un par de meses, coincidiendo con la operación salida de julio. La DGT también está usando otros medios con este fin: 12 helicópteros, tres drones y 216 cámaras fijas.

Varios modelos y colores

Las 15 furgonetas que ha adquirido la DGT son vehículos no rotulados, lo cual dificulta su identificación y permite cazar a los infractores con mayor facilidad. Aun así, algunos de ellos pueden llevar el acrónimo PGC (Parque Guardia Civil) en la matrícula trasera. La flota de vehículos cuenta con marcas diversas, como Renault, Ford y Fiat, y los colores van del blanco al negro, pasando por el azul y el plateado.

La forma de actuar de los agentes consiste en grabar a un conductor cuando lo detectan cometiendo una infracción. Una vez hecho esto, se alerta a los compañeros ubicados en un control cercano al lugar o a una patrulla cercana para darle el alto al infractor e imponerle la correspondiente multa, que consiste en una sanción económica de 200 euros y la pérdida de tres puntos del carnet.

El móvil, la distracción más común

El teléfono y el navegador son las principales distracciones de los conductores para desviar la atención de la vía, seguido del uso de auriculares y la ingesta de bebidas y alimentos. Otro de los errores que se cometen a menudo al volante es fumar, lo que conlleva tan solo cuatro segundos, pero que, a 100 km/h, supone 113 metros de recorrido.

Ser conscientes de las distancias que se recorren con cada una de las acciones al volante es importante para cambiar estos malos hábitos. Escribir un wasap lleva una media de 20 segundos y supone avanzar 600 metros sin mirar la carretera. Marcar un número de teléfono o manipular el navegador nos puede distraer durante más de 450 metros, y ajustar la radio es una acción de seis segundos que nos puede llevar a recorrer a ciegas 200 metros.

Infracciones graves, pero habituales

Según el último Informe de Distracciones elaborado por la aseguradora RACE, el 80% de los usuarios encuestados confiesa haber visto conductores utilizando el móvil al volante de forma habitual. En el caso de las redes sociales, el 18% de los conductores confiesa haber consultado el teléfono para mirarlas mientras conducía.

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando dispositivos de telefonía móvil manualmente, además de navegadores y otros sistemas de comunicación. Por otro lado, también se sanciona el uso de auriculares durante la conducción. En cuanto a fumar, no se especifica que sea un delito, pero la consejería de Salud de Cataluña anunció una ley en 2019 que prohíbe el consumo de cigarrillos en vehículos privados a partir de este mismo año.