Menú Buscar
Roma, el mejor de los destinos europeos para viajar en Semana Santa / Mauricio A. EN PIXABAY

Seis destinos europeos para salir volando en Semana Santa

Londres, Roma o Berlín son algunos de los mejores destinos para viajar en las vacaciones de abril

Noelia Hontoria
5 min

En 2020, la Semana Santa comienza el domingo 5 de abril y finaliza el domingo 12. Una semana completa para esta festividad de carácter religioso que algunos viven de una forma muy devota, mientras que otros aprovechan para hacer el primer viaje del año, preludio de las vacaciones de verano. Este año, la fecha de Semana Santa, ya bien entrada la primavera, invita a viajar y disfrutar del buen tiempo que, si no se estropea a última hora, podría ser bastante agradable.

En España hay muy buenos destinos para disfrutar de la Semana Santa, como Sevilla, Toledo, Granada, Córdoba, Málaga o Madrid, pero fuera de nuestras fronteras hay preciosas ciudades esperando a ser descubiertas por el turista de esta temporada. Son lugares que dan para mucho y pueden visitarse en un fin de semana, en un puente o en unas vacaciones de semana completa. Estos destinos europeos son una buena opción para la Semana Santa en el mes de abril.

Roma

Roma vive la Semana Santa con especial interés y es uno de los mejores destinos del mundo para esta época del año, especialmente para los turistas más religiosos. No en vano, en el Vaticano, separado de Roma por apenas unos pasos, vive la máxima autoridad católica. La Plaza de San Pedro del Vaticano es un lugar de culto y se celebran diferentes eventos, como misas y la noche de vigilia el Jueves Santo.

Pero, los viajeros que simplemente quieran hacer turismo, tienen en Roma muchas opciones: el Coliseo, el Foro Romano, el Castillo Sant Angelo, la Fontana di Trevi o la Plaza de España.

Berlín

Berlín es uno de los destinos europeos más interesantes para visitar, tanto en un fin de semana como en una temporada más larga. Un tour de una mañana o una tarde puede mostrar al turista los puntos más destacados de la ciudad, a pie, pero para quienes quieran ir por libre, se puede recorrer todo el centro de Berlín andando sin ningún problema, a la vez que se disfruta de su magia.

La Alexanderplatz, la Gendanmarktplatz, la Puerta de Brandenburgo o la Bebelplatz son algunos de los lugares imprescindibles que ver en Berlín.

Londres

Londres es otro de los destinos más habituales en estas fechas, por sus bajos precios y su enorme oferta de plazas hoteleras. Es una ciudad algo caótica, que no invita al descanso, pero para quienes deseen ver la esencia del estilo british, aquí pueden encontrar un buen ejemplo.

Piccadilly Circus, la Tower Bridge, el London Eye o el Buckingham Palace son visitas imprescindibles. Para disfrutar de una mañana tranquila, si los rayos del sol acompañan (cosa algo improbable en Londres), Hyde Park es la mejor opción.

Londres / Free-Photos EN PIXABAY
Londres / Free-Photos EN PIXABAY

El Algarve

Si Londres es una ciudad en la que es difícil descansar, muy cerca de España existe una alternativa mucho más tranquila. Playa, sol, buen tiempo y buena comida se dan cita en El Algarve, la costa sur portuguesa que se encuentra a muy corta distancia de España.

Como núcleos más interesantes, Tavira, Albufeira o Portimao se disputan a los turistas de Semana Santa.

Costa Azul

Marsella, Niza o Cannes son destinos muy interesantes para descubrir la Costa Azul francesa en Semana Santa. Son tranquilos, a corta distancia de España y con buenas conexiones entre ellos para disfrutar de una ruta entre varias poblaciones.

En esta época del año debería hacer buen tiempo en la Costa Azul, al menos, temperaturas agradables y muchas horas de sol.

París

La ciudad del amor se pone guapa para recibir a los turistas de Semana Santa. Si la Costa Azul es un destino ideal para descansar en estas fechas, para quienes deseen visitar el país galo con algo más de actividad, París es una alternativa perfecta. Además, si se viaja con niños y el presupuesto lo permite, hacer un combinado París + Disneyland será una experiencia inolvidable, perfecta para recargar las pilas en familia.

Imprescindible ver la Torre Eiffel, el Pont Alexandre III, el Louvre y Notre Dame. Si se viaja en pareja o con amigos, una buena alternativa para planes nocturnos es ver un Cabaret en un local como Crazy Horse.