Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tim Cook, consejero delegado de Apple, junto a un emblema de la compañía / WIKIPEDIA

Spotify, Tinder y otras apps se rebelan contra el 'impuesto revolucionario' de Apple

Los creadores de contenidos se alían para terminar con el "control monopolístico" de la tecnológica

2 min

Los desarrolladores de aplicaciones móviles han unido sus fuerzas para contrarrestar las limitaciones de la Apple Store. La Coalición para la Justicia en las Apps, que cuenta entre sus filas con Spotify, Tinder y Epic Games (dueño del popular Fortnite), se ha fundado para criticar la tarifa a la que el gigante tecnológico somete a los creadores de contenidos.

Actualmente, Apple cobra un 30% por todas las transacciones efectuadas en apps descargadas a través de su plataforma --tras el primer año, este pago se reduce a la mitad--. Para esquivar este "impuesto revolucionario", los creadores redirigen a los usuarios a un navegador web, que puede abrirse en un ordenador o tablet donde no haya sido instalada la aplicación.

Critican las restricciones de Apple

En concreto, este lobi alza su voz contra tres políticas aplicadas por la marca de la manzana mordida: reducir la tajada que Apple se lleva por los pagos, permitir la distribución de herramientas para iOS sin usar la Apple Store y denunciar las restricciones a la competencia de la big tech.

A esta liga se han sumado dos grandes organizaciones de prensa escrita, el News Media Europe y el Consejo Europeo de Editories. Ambas entidades agrupan a los principales medios de comunicación tanto de Europa como de España, y han secundado las reclamaciones de las empresas tecnológicas.

Decálogo de buenas prácticas

La Coalición ha publicado en su página web un decálogo de buenas prácticas que espera que la compañía dirigida por Tim Cook implemente para poner fin a los contenciosos abiertos con algunos partners.

Estas actuaciones pretenden favorecer un clima más abierto en el mercado de apps "independientemente de tamaño o la naturaleza del negocio del desarrollador". Siguiendo estas directrices, los asociados desean poner fin con el "control monopolista" de Apple.