Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero delegado de la patronal de operadores móviles GSMA, John Hoffman, en Barcelona / EFE

La organizadora del Mobile recorta un 30% su personal por culpa del Covid

GSMA apuesta por una feria en Barcelona más presencial que virtual para finales de junio de 2021

3 min

John Hoffman, el CEO de GSMA, la organizadora del Mobile World Congress, ha viajado este miércoles in extremis a Barcelona para comunicar que la feria se aplaza en la capital catalana hasta finales de junio de 2021. La decisión tiene que ver con la pandemia del Covid-19 y la posibilidad de que la comunidad científica encuentre una vacuna para entonces. 

La cancelación de la edición del 2020 y el coronavirus han hecho mella, también, en la GSMA como entidad privada. De hecho, el propio Hoffman ha confesado que la organización ha tenido que ajustar costes y plantilla. “Hemos reducido personal entre un 20% y un 35%”, ha matizado en un encuentro con los medios.

Barcelona, buque insignia del Mobile

Pese a todo, Hoffman se ha mostrado positivo y espera que el MWC de 2021 en Barcelona sea todo un éxito. “La reorganización del calendario para el próximo año es lo que toca hacer para tener un Mobile en Barcelona presencial y adecuado para el ecosistema. Barcelona es nuestro buque insignia y queremos garantizar el máximo de asistentes", ha añadido el consejero delegado. 

Por ello, la feria en la capital catalana se ha aplazado de la primera semana de marzo a finales de junio de 2021 --entre el 28 de junio y el 1 de julio-- y se ha reprogramado el MWC21 en Shanghai del 23 al 25 de febrero. No obstante, Hoffman ya ha subrayado que la fecha no se volverá a modificar y que "Barcelona celebrará dos Mobile en menos de ocho meses". 

Expositores

El CEO de GSMA considera que los eventos virtuales, aunque funcionen bien en algunos casos, no son iguales que las ferias en las que se puede "hablar con socios, ejecutivos y clientes". Por ello, Hoffman apuesta por un Mobile in situ o sobre el terreno con una pequeña parte virtual.

Mientras, Shanghai será el campo de pruebas para testar "nuevos procedimientos" antes de ir a Barcelona. Sobre los expositores y las empresas participantes en la capital catalana, Hoffman asegura que “mucha gente quiere ir” y que ya se ha confirmado la asistencia de grandes firmas como Ericsson, Nokia y Huawei. Por el momento, el congreso en Barcelona tiene reservado un 78% de los expositores y se espera que llegue hasta el 85%, lo que equivaldría a unas 700 empresas.