Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Apps de 'fitness' del Ayuntamiento Pamplona / EUROPA PRESS

El mercado de las apps de ‘fitness’ se desbocó durante el aislamiento

La necesidad del ser humano de escapar del encierro encontró en el deporte una salida al sedentarismo obligado por el coronavirus

Fernando Baquero
9 min

Los meses de reclusión por la pandemia no supusieron ningún freno para la práctica deportiva en España. Al contrario, la obligación de permanecer en aislamiento para detener la expansión del coronavirus propició un efecto revitalizador contra el sedentarismo obligado al que la sociedad se vio sometida durante meses. Y, como a grandes males grandes remedios, ante la imposibilidad de salir de casa para salir a correr, ir al gimnasio o realizar algún otro deporte, la solución solo podía venir del mundo digital. El mercado de las apps de fitness se desbocó con el estado de alarma.

Según los datos de la Encuesta de Hábitos Deportivos del Ministerio de Cultura y Deporte, en la que se asegura que el 46,2% de los españoles hace deporte todas las semanas, no es de extrañar que la compra de dispositivos tecnológicos relacionados con la actividad física se disparase durante los más de tres meses en los que estuvo prohibido salir de casa.

Entrenamiento online

Las aplicaciones para la práctica deportiva y los wearables experimentaron un notable aumento de descargas. No solo las plataformas de videoconferencias se han convertido en un lugar común desde que el virus forzó a la sociedad a aislarse. Las apps de salud y fitness son ya algo rutinario en nuestras vidas. Y es que entrenarse online es en estos días algo tan normal como ponerse las zapatillas para salir a correr. La mejor forma de contrarrestar los inconvenientes del aislamiento ha sido mantener un estilo de vida lo más saludable y proactivo posible.

Aplicaciones con entrenamientos y entrenadores personalizados, para bajar de peso y ganar musculatura, para realizar abdominales, planes para vencer a la báscula explicados en vídeo e incluso todo tipo de dispositivos para hacer yoga se han convertido en las estrellas de miles de hogares españoles, transformados durante este tiempo en gimnasios particulares.

El repunte de ventas superó al Black Friday

Los productos de mayor éxito han sido los pulsómetros, pulseras de actividad inteligente o los relojes GPS. Marcas como Intersport percibieron un incremento significativo en la venta online durante las primeras semanas de aislamiento en España. En concreto, según manifiesta la propia compañía, el aumento fue del 500% respecto a la facturación en ese mismo periodo del año pasado. Los productos más vendidos han sido todos los relacionados con el homefitness, tanto en el segmento de accesorios como en el de máquinas.

A pesar de que en los primeros días de restricciones a la movilidad los ingresos en este canal descendieron, las ventas empezaron a dispararse a partir del mes de abril, con un repunte que llevó a la compañía, “durante semanas, a récords de pedidos diarios y de facturación por encima incluso de las cifras de Black Friday”, aseguran.

Más usuarios se atreven con el deporte

El encierro disparó la demanda de actividades virtuales que se pueden seguir desde casa a través de vídeos gratuitos o de plataformas de entrenamiento personalizado. “Logramos crecer bastante rápido, con cinco o seis veces más usuarios, como promedio, que en una semana normal”, explican desde la aplicación de fitness 8fit.

La startup, fundada por el español Pablo Villalba y con sede en Berlín, ofrece entrenamientos personalizados para realizar en casa: desde ejercicios de yoga a sesiones de alta intensidad y planes de nutrición para perder peso.

El sector de las apps se reinventa

También en la desescalada y durante el verano, la tecnología ha seguido muy presente en el español medio. La necesidad de mantener la distancia social ha llevado a un abrupto incremento del running en solitario. Debido a ello, apps que monitorizan la actividad física (pasos, calorías, kilómetros...) o incluso aquellas como Tiendeo, que recomiendan en qué momento ir a comprar al supermercado o qué restaurante está menos concurrido o para hacer un pedido (MyEndered), se han establecido como indispensables durante una pandemia que ha reinventado el sector de las apps.

El éxito de Sweat, por ejemplo, viene avalado por ser una app lanzada por la gurú del fitness Kayla Itsines, que cuenta con 12 millones de seguidores en Instagram y que ha confirmado que el negocio digital tiene en los influencers un método perfectamente válido para llegar a la mayor parte de público posible.

Los gimnasios se digitalizan

Incluso las propias cadenas de gimnasios han dado un paso adelante para evitar la sangría de cancelaciones a causa de las restricciones provocadas por el Covid-19. No son pocas las que se han apoyado en el mundo digital para seguir manteniendo las suscripciones de sus abonados, creando su propio servicio de envío semanal de entrenamiento personalizado a través de Youtube o Instagram con clases en directo o de plataformas de software para gimnasios.

Según datos publicados recientemente, las aplicaciones para hacer deporte en casa con mayor éxito comercial son Freeletics Training, un dispositivo que ofrece el asesoramiento de un instructor y prepara ejercicios cortos y personalizados, y Ejercicios en casa, una plataforma que da rutinas de ejercicios para todos los grupos de músculos principales en pocos minutos.

La venta de productos online también se dispara

La compra de material deportivo ha aumentado asimismo en plataformas de venta online como Aliexpress y Amazon. Los productos más requeridos han sido las bicicletas estáticas, cuyo gasto se ha incrementado más de un 1.000% respecto al mismo periodo del año anterior, además de pesas, bandas elásticas, equipamiento para yoga y máquinas de fitness.

Un estudio realizado por la marca deportiva Asics reflejó en una encuesta que el 80% de los participantes aseguraron que estar activos durante el periodo de aislamiento les hizo sentir mejor física y mentalmente.

Los ingresos se disparan un 30%

Según el Digital Market Outlook de Statista, destacado portal de estadísticas de estudios de mercado, el segmento de wearables y de las apps de fitness ha experimentado en este extraño 2020 un crecimiento en los ingresos de más del 30% en comparación con el año anterior.

Los datos de un estudio realizado por la plataforma de aplicaciones móviles Adjust reflejan que las descargas diarias de apps de salud y fitness en todo el mundo crecieron progresivamente durante marzo, superando en un 67% la tasa promedio de instalaciones de 2020 a finales de marzo y principios de abril.

La práctica deportiva aumentó durante el aislamiento

Según una encuesta realizada por Gympass, la app que ofrece a las empresas una red de gimnasios para sus empleados, la demanda virtual sigue in crescendo sin encontrar techo todavía. Hasta el momento, se han computado más de un millón de horas de actividades online en la plataforma. Otro dato interesante es que el número de sesiones de Personal Trainer completadas desde su lanzamiento asciende a más de 40.000 en todo el mundo.

Otro estudio, esta vez de la agencia especializada en márketing digital y e-commerce Elogia, asegura que casi el 40% de los encuestados reconocieron que practicaron más deporte durante el aislamiento que antes de que comenzara a extenderse la pandemia gracias, según sus respuestas, a la tecnología digital.

Y es que basta con disponer de un smartphone, descargarte cualquiera de los centenares de aplicaciones que se pueden encontrar en una plataforma de distribución digital de aplicaciones móviles para poder tener un gimnasio a tu medida en tu propia casa.