Menú Buscar
El despligue de la red 5G en España / CG

Las luces y sombras del 5G en la era del coronavirus

El despliegue de las redes de quinta generación se encuentra en ‘standby’ y surgen algunos bulos que relacionan esta tecnología con el Covid-19

6 min

¿Cómo afecta la crisis sanitaria del Covid-19 a las redes 5G? Las prioridades han cambiado y los planes iniciales también. El Gobierno español ha frenado, de momento, el Segundo Dividendo Digital y el despliegue de las redes de quinta generación se encuentra en standby, es decir, congelado.

Esta decisión tiene sentido dada la situación excepcional en la que se encuentra España y muchos otros países. En esto momentos, los esfuerzos de las distintas operadores están enfocados en garantizar la conectividad actual y hacer frente al aumento del tráfico experimentado desde que se decretase el estado de alarma.

Teorías conspiratorias

Y mientras el despliegue de esta nueva tecnología está congelado en España, en otros países como Reino Unido se han producido esta semana varios actos vandálicos contra algunas torres 5G. ¿El motivo? Un bulo, sin evidencia científica, relaciona estas nuevas redes con el coronavirus.

De hecho, la magnitud de esta teoría conspiratoria es tal que incluso YouTube ha tenido que actuar y eliminar los vídeos que relacionan la propagación del Covid-19 con las redes 5G. ¡Una locura! “Los expertos no le encuentran razón de ser a esta teoría”, detalla Eduard Martín, director del Programa 5G de Mobile World Capital Barcelona, a Crónica Global.

Tecnología y salud

Carlos González, socio de Consultoría de Sector Público de Grant Thornton, recuerda que lo que está ocurriendo ahora en torno a las redes 5G ya ocurrió en su día con la telefonía móvil. “Por entonces, varias teorías conspiratorias relacionaban las antenas de telefonía con un impacto negativo en la salud, pero después todo aquello quedó en nada. Se juega con el miedo de la población y ahora el terreno está abonado para cualquier teoría de este tipo”, subraya.

Mientras, Martín pone de relieve justo lo contrario y ensalza todas las ventajas que pueden aportar las nuevas redes y su importancia ante crisis como la que estamos viviendo. “Creo que aunque todo se va a ralentizar por el coronavirus, para salir de esta crisis y de otras futuras vamos a necesitar la tecnología. Este año, el parón que puede sufrir el despliegue del 5G puede ser unos seis meses, pero después se agilizará”, matiza.

¿Un crisis sanitaria con 5G?

En tiempos complicados como los actuales, el teletrabajo se ha impuesto en España y, también, la telemedicina. Por no hablar de las horas y horas que los ciudadanos están conectados a internet leyendo noticias, revisando sus redes sociales, contactando con familiares y amigos, etc.

Si esta crisis hubieses ocurrido con redes 5G en España, asegura Martín, se habría mejorado la eficiencia en la prestación de los servicios sanitarios y en las comunicaciones. La escasez de profesionales para atender a todos los afectados por coronavirus se habría podido paliar, de algún modo, con asistencias remotas en tiempo real.

Nuevas soluciones sanitarias y para la ciudadanía

Los servicios de la Policía se habrían visto fortalecidos y los controles de la población --movimientos en carreteras-- habrían sido más rápidos con redes 5G. “Una autopista de información como la del 5G provee de herramientas digitales capaces de realizar un control más ágil y conciso”, subraya Martín.

Asimismo, “con la tecnología 5G se habrían podido diversificar los canales de comunicación para hacerlos más eficientes y tener anchos de banda específicos para determinados servicios”, detalla Martín. La crisis que ha provocado el Covid-19 ha llevado a un cambio de paradigma y mientras el despliegue de las redes 5G antes estaban muy enfocadas en la industria 4.0, ahora es muy posible que surjan soluciones más centradas en el sector sanitario y en la ciudadanía.

El laboratorio del 5G en Barcelona continúa

Para el director del Programa 5G de Mobile World Capital Barcelona las nuevas tecnologías no son el futuro, sino el presente y los fabricantes siguen lanzando estos días terminales y smartphones ya preparados. “Aunque ahora no podamos mostrar nuevos pilotos, seguimos con nuestros planes en la capital catalana. Seguimos trabajando en la sombra con el objetivo de demostrar que el 5G es una oportunidad para ayudar a superar esta situación”, concluye.