Menú Buscar
Douglas Benitez, alto directivo y responsable de telefonía en Qualcomm

Douglas Benítez, de Qualcomm: "Los chips de 2021 serán más rápidos, eficientes y baratos"

La compañía estadounidense ya ha incluido sus procesadores 5G en más de 245 dispositivos de diferentes fabricantes

5 min

¿Qué tipo de chips alimentarán los teléfonos de 2021? “Veremos chips con mayor potencia y velocidad, menor latencia y unos nodos de fabricación más pequeños. En definitiva, los nuevos chips serán más rápidos, más eficientes y con nuevas franjas de precios”, detalla Douglas Benítez, directivo de Qualcomm, a Crónica Global.

En algunas informaciones publicadas recientemente se rumoreaba que los próximos smartphones de gama alta o premium podrían dejar de utilizar procesadores Qualcomm por su precio. Sin embargo, Benítez apunta en otra dirección. “Todos los factores actuales --como una mayor competencia y una escala mundial acelerada-- harán que los precios sigan bajando”, subraya.

Un año de pandemia

El coronavirus ha impactado de manera importante en la industria de los smartphones. La pandemia causó, según Qualcomm, una reducción en la demanda de los teléfonos 3G, 4G y 5G de aproximadamente un 21%, en comparación con las previsiones iniciales de la firma. Y la compañía, como muchas otras, también se ha visto golpeada por esta crisis.

"Se han visto afectadas algunas pruebas de campo o accesos a laboratorio. Ha habido un impacto económico en muchos países y eso ha afectado a la industria y a nosotros", matiza Benítez. Pero el hecho de que el virus no llegara a todo el mundo en el mismo preciso momento, ha permitido a la compañía “entregar la mayoría de productos” a tiempo. “Nuestra cadena de suministro sigue en producción. En desarrollo de negocio, así como de producto, hemos podido manejar bien la situación”, añade este directivo. 

La era del 5G

Benítez considera que el 5G va a tomar cada vez más protagonismo --pese a todo-- y que el próximo año se producirá un salto importante en ese sentido. De hecho, este ejecutivo hace hincapié en que no solo llegarán al mercado nuevos smartphones, que también, sino que “veremos chips 5G en gafas de realidad virtual, en ordenadores y en otro tipo de productos”.

Hasta la fecha, Qualcomm ha alimentado con sus chips 5G más de 245 dispositivos de fabricantes de todo el mundo, algunos de los cuales ya se han lanzado y otros están en desarrollo. En concreto, el 66% de los modelos 5G disponibles en el mercado contiene un chipset de Qualcomm.

La tecnología y las ciudades del futuro

¿Y qué veremos dentro de cinco años? ¿Cómo serán los móviles entonces? "Un 25% de las conexiones realizadas en el mundo serán 5G, es decir, 1.700 millones de conexiones. Y el móvil del futuro estará en el usuario, quien tendrá sensores en la ropa, en su reloj y con una cámara o pantalla en las gafas, por ejemplo. El papel de Qualcomm en todo ello será entregar las herramientas adecuadas para que los creativos puedan inventar el futuro con la ayuda de nuestra tecnología. Es difícil precisar cómo será el mundo en 2025, pero sin duda será muy interesante”, asegura Benítez. 

Este experto considera que las redes y conexiones de quinta generación afectarán de forma positiva a diferentes industrias, como la del automóvil, tan importante en Cataluña, pero llegará también a las plataformas de entrega, a la telemedicina y, en general, permitirán un mundo más conectado. Las redes 5G, junto con la robótica y la inteligencia artificial ayudarán a las empresas a ser más ágiles y a optimizar sus procesos. “Dentro de cinco años veremos en algunas partes de las ciudades coches autónomos. Y, en ese sentido, Qualcomm ya trabaja con los principales fabricantes, gobiernos y concesionarios de todo el mundo", concluye Benítez.