Menú Buscar
Un trabajador en una de las plantas de Nissan / EP

La tecnología como palanca para retener y atraer a empresas como Nissan

Las políticas que facilitan una industria del automóvil conectada son un gran aliciente para las compañías del sector

4 min

Nissan se va de Cataluña. El cese de la actividad de la multinacional japonesa en Barcelona a finales de este año supone un duro golpe económico y la pérdida de miles de empleos.

Pero ¿se podría haber hecho algo para que la compañía se quedara? “Nissan se va por mucho motivos, pero si en España se hubiese fomentado algo como lo que se decidió en Alemania de reservar parte del espectro para una industria 5G o ayudar a estos grupos a convertirse en una industria 4.0 eso hubiese sido un aliciente”, detalla a Crónica Global el catedrático de la Universitat Politècnica de València, José Francisco Monserrat.

Seguir con la inversión

De hecho, importantes fabricantes del sector de la automoción, como Volkswagen o BMW, han mostrado abiertamente su interés por introducir redes 5G en sus instalaciones. “Los procesos industriales, gracias a la tecnología, pueden ser mucho más eficientes, ágiles y robotizados. Si España no se pone las pilas en esto podría suponer una pena de muerte para la industria nacional”, matiza Monserrat.

Asimismo, Eduard Martín, director de 5G en la Mobile World Capital Barcelona, apunta a que las redes de quinta generación son una de las piezas fundamentales para la reactivación y reinvención de los negocios. Por ello, Martín insiste en la necesidad de que el sector público y privado siga haciendo inversiones en este sentido.

Coches conectados y autónomos

“En el sector del automóvil vamos a ver cambios en los servicios, con los vehículos conectados y autónomos, y estos avances están sustentados en redes 5G, inteligencia artificial, blockchain y robótica. Apostar por estas tecnologías debería de ser fundamental. Y, aunque suframos algunas pérdidas en el camino, reaccionar a tiempo es clave para la creación de nuevos negocios”, subraya.

Impulsar unas políticas más atractivas en materia tecnológica para la industria del automóvil es muy probable que no hubiese sido suficiente para retener a Nissan, pero sí un buen estímulo. “En la industria vamos hacia una conectividad sin limitaciones y la red 5G no es que sea una llave maestra para ello, pero sí una herramienta más para conseguirlo”, asegura Federico Ruiz, responsable del Observatorio Nacional 5G.

Sin prisa, pero sin pausa

Xavier Vilajosana, investigador del grupo Wireless Networks del Internet Interdisciplinary Institute de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), cree que la marcha de Nissan es un tema más económico y de costes.

Aún así, este profesor reconoce que una red 5G aporta una conectividad masiva y que eso puede beneficiar a la industria, así como impulsar la evolución y creación de nuevos negocios, pero recuerda que este tipo de avances no se consiguen en dos días y que requieren de tiempo, por lo que toca tener algo más de paciencia.