Menú Buscar
Batería de litio de Tesla / PIXABAY

Tesla quiere reciclar las baterías de litio

La compañía, conocida por sus modelos de coches eléctricos, ha vuelto a mostrar su compromiso con el medio ambiente

Carlos Aguado
3 min

La concienciación con el medio ambiente es uno de los temas pendientes para la humanidad de cara a los próximos años. Desde los organismos internacionales ya se ha promovido una serie de acciones que ayuden a reducir los residuos, aunque también hay empresas que, sin dejar de lado la idea de lucrarse, han buscado la forma de ayudar. Uno de los ejemplos más claros es Tesla, con la fabricación de coches eléctricos y la promoción de un estilo de vida basado en el autoconsumo a través de energía renovable. Sin embargo, algo a lo que no se le daba mucha importancia era a la reutilización o reciclaje de las baterías de litio, el corazón de estos coches y uno de los materiales más comunes en la actualidad a la hora de almacenar energía.

El reciclaje del litio no es algo actual, y ya se lleva trabajando en ello desde hace más de una década. Sin embargo, con la implementación de los coches eléctricos, el debate ha vuelto a avivarse. A pesar de ello, en Tesla ya contaban con este problema, y recientemente ha comunicado que están preparando un sistema de reciclaje para estar baterías que permitirá recuperar minerales valiosos, como el litio o el cobalto, junto con otros que también se utilizan, como el hierro o el aluminio.

Tesla quiere aprovechar todo el material de las baterías de litio

Por el momento, las baterías de litio no tienen ningún tipo de reciclaje que devuelva a la cadena de producción los materiales para darles un nuevo uso. En su lugar, algunos fabricantes apuestan por estirar la vida útil de las baterías, dándoles otros usos donde no requieran estar como el primer día: creando con ellas pilas de tamaño más reducido, por ejemplo.

Según han comunicado desde Tesla, ya están reciclando con terceros en otros puntos del planeta, pero el futuro para su reciclaje se está gestando en la Gigafactory 1 de Nevada, en Estados Unidos. El reciclaje no sólo permitirá fabricar nuevas baterías útiles que puedan ser comercializadas de nuevo, sino que aumentaría significativamente el beneficio de la compañía, ya que, según sus declaraciones, es mucho más barato reciclar el material que tener que comprar y transportar material nuevo para la creación de más baterías.