Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Industria, Reyes Maroto, durante su conexión con la patronal Pimec

La vía directa de los empresarios catalanes con el Gobierno

La interlocución de las patronales con los ministros del Ejecutivo de Sánchez es fluida y se destaca la unidad de criterio del equipo económico, a diferencia del Govern de Torra

6 min

Las circunstancias son excepcionales, pero el hecho es que el empresariado catalán ha encontrado una vía directa con el Gobierno español, que atiende sus sugerencias y que, aunque existen matices y diferencias, escucha y tiene “una total predisposición”. Son palabras de miembros de las patronales catalanas que establecen una diferencia con el Govern que preside Quim Torra y que es una verdadera paradoja: en el Gobierno de Pedro Sánchez existe una “unidad de criterio” en su equipo económico, mientras que en el Govern de Torra el clima electoral y la animadversión entre socios, con consejeros de Junts per Catalunta (JxCat) y de ERC, no se ofrece un mensaje claro.

La plasmación de esa vía directa se pudo comprobar este miércoles en una reunión telemática de la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, con una amplia representación de la patronal Pimec. Sectores muy diversos, todos referentes de la pequeña y la mediana empresa, expresaron sus inquietudes y explicaron sus casos a la ministra, con un intercambio franco, que sólo puede suponer “una mejora y mayor precisión en las medidas que se tomen para afrontar la crisis”, según representantes empresariales.

Con la ministra de Trabajo

Pero la intervención de Maroto no es un hecho extraño en los últimos meses. Con la pandemia del Covid-19, aunque la predisposición ya se había expresado con anterioridad, los ministros no han dudado en participar en todo tipo de actividades telemáticas para pulsar lo que estaba ocurriendo en el mundo económico y social catalán. En Foment del Treball esas reuniones han proliferado, con ministros y secretarios de Estado, y el “intercambio de información es total”.

Reyes Maroto, ministra de Industria
Reyes Maroto, ministra de Industria

Hay diferencias, pero lo que se valora es “el clima franco, de interlocución, y en buena medida se debe a que el Gobierno también ha comprobado que las patronales catalanas tienen un conocimiento profundo de la realidad más tangible”, señala una fuente patronal. Es decir, a los responsables de Industria y de Trabajo --los dos ministerios con mayor comunicación empresarial-- se les ha explicado el problema de un pequeño comercio, de un pequeño restaurante, y también el de una empresa mediana que se dedica a la exportación y que está altamente especializada. Y las cuestiones entran en el detalle: la demora en el pago de un crédito ICO o el seguro en una pequeña empresa.

¿Y el Govern de Torra?

Esas diferencias, en el caso de Foment, se han centrado en los ERTE, en la aplicación de los expedientes y en su extensión. Pero se valora la actitud de la ministra Yolanda Díaz, la titular de Trabajo, que pertenece a Unidas Podemos. Las patronales catalanas no ven una diferencia de criterio entre Díaz y Maroto, o Calviño o Montero, las titulares de Economía y Hacienda, respectivamente. Para Foment o Pimec, la actuación en la práctica de Unidas Podemos en el Gobierno de Sánchez no está resultando un problema, aunque se sigue sin entender por qué Adriana Lastra firmó la derogación “integral” con Podemos y Bildu para asegurar la quinta prórroga del estado de alarma.

Nadia Calviño, ministra de Economía / EP
Nadia Calviño, ministra de Economía / EP

La conexión con el Gobierno español es fluida, en gran medida porque las patronales catalanas tienen claro que el poder en estos momentos está en Madrid y que la Generalitat se ha mostrado “impotente” para atender todos los flancos que supone la crisis del Covid. Pero también se debe a la incoherencia interna del propio Ejecutivo de Torra. “Aunque en la teoría la consejera de Empresa Àngels Chacón o el vicepresidente y consejero de Economía, Pere Aragonés, defienden tesis similares, existen luego diferencias y desajustes internos importantes”, aseguran las fuentes consultadas.

Hasta 73.000 empresas acogidas al ICO

El Gobierno catalán vive una guerra interna, con unas elecciones a la vuelta de la esquina, y el empresariado catalán mira e interlocuta directamente, sin aspavientos, con el Gobierno español, que ofrece todos los números de las actuaciones que ha puesto en marcha y que Reyes Maroto puso sobre la mesa: en las líneas ICO a las empresas se han canalizado ya 66.000 millones, de los 100.000 de los que se dispondrá. Y de ellos se han podido acoger hasta 73.000 empresas catalanas: “Dos de cada diez euros han llegado a empresas en Cataluña”, señaló Maroto.

En cuanto a los ERTE, de los tres millones de trabajadores acogidos, 640.881 son trabajadores en Cataluña. Y respecto a los autónomos, los beneficiados en Cataluña han sido, por ahora, 238.500, del total que hay en Cataluña: 530.000. Hilo directo y todo tipo de conexiones a través de webinar entre el Gobierno y el mundo económico catalán.