Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Azotea del hotel Mandarin Oriental en Barcelona / CG

María Reig vende el hotel Mandarin Oriental de Barcelona

El alojamiento de lujo aterriza en el mercado junto a los de Nueva York y Washington por cerca de 600 millones de euros

2 min

La empresaria andorrana María Reig ha puesto a la venta el hotelMandarin Oriental de Barcelona. La presidenta de Reig Capital Group y principal accionista de Crèdit Andorra se ha sumado a las operaciones con los alojamientos de la marca en Nueva York y Washington, en Estados Unidos. Los tres establecimientos buscan comprador por cerca de 600 millones de euros. 

Lo ha avanzado El Confidencial, precisando que los procesos de colocación son "independientes", pero "paralelos". Los propietarios de los alojamientos habrían decidido desprenderse de ellos en plena incertidumbre en el sector turístico, que está a punto de cerrar su segundo año a medio gas por la pandemia del coronavirus. 

Resultados pobres

La venta del hotel Mandarin Oriental en Barcelona, el más lujoso de la Ciudad Condal, tiene lugar tras las pobres cifras financieras arrojadas por el negocio desde que abrió en 2019. Como explicó este medio, Trivalor XXI, la sociedad del hotel de lujo, perdió el 50% de liquidez antes de la pandemia. Fue en 2019, año récord para el turismo. 

La mercantil arrancó el año 2020 con un fondo de maniobra negativo y con deudas con entidades de crédito por valor de 174 millones de euros. 

Pérdidas

De hecho, el resultado en las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil se produce tras años de fuertes pérdidas por el endeudamiento provocado por la reforma del edificio, situado en la mejor zona del paseo de Gracia, la milla de oro de Barcelona. En 2019, último ejercicio cerado y presentado, el beneficio de Trivalor cayó un 72% hasta los 469.000 euros. 

La empresa, no obstante, recuerda que el hotel reabrió puertas el 12 de marzo tras casi un año de cierre por orden gubernativa, primero, y por la atonía del mercado turístico, después. El Mandarin atesoraba "buenas perspectivas" de cara a 2022, cuando creía que el turismo "volvería a la situación preCovid".