Menú Buscar
La empresaria andorrana Maria Reig, propietaria del Mandarin Oriental de Barcelona / FOTOMONTAJE DE CG

Hotel Mandarin no levanta cabeza

Acumula unos números rojos de 67 millones en los ocho años que lleva en funcionamiento

15.01.2018 00:00 h.
2 min

El hotel Mandarin Oriental de Barcelona, el más opulento de la ciudad, no consigue ver la luz al final del túnel. Abrió sus puertas a finales de 2009 en el Passeig de Gràcia, tras muchos años de obras. Desde entonces ha cerrado siete ejercicios con pérdidas y uno con un minúsculo beneficio. El saldo conjunto arroja un quebranto de 67 millones.

Los gestores de la entidad acaban de depositar el balance de 2016 en el Registro Mercantil, con un notable retraso sobre el plazo reglamentario. Lo entregaron en una fecha tan reciente como el pasado 3 de enero, cuando ya había concluido el ejercicio siguiente, el de 2017.

Las magnitudes que incluyen las cuentas muestran que los ingresos siguieron al alza y pasaron de 31 a 33 millones. El pequeño beneficio logrado el ejercicio anterior, cifrado en 148.000 euros, se trocó un año después en un déficit de 3 millones.

Pasivos bancarios

Dado que la situación financiera del Mandarin seguía sin ser desahogada, hubo que reestructurar de nuevo la deuda financiera. Es la segunda ocasión que el Mandarin pide árnica a la banca, tras haber logrado en 2013 un calendario de pagos más llevadero.

El nuevo acuerdo ha implicado la cancelación de todos los préstamos anteriores contraídos con Caixabank. A continuación dicha entidad le entrega 109 millones, afianzados mediante hipoteca sobre el inmueble que alberga el establecimiento. Asimismo, Caixabank otorgó otro préstamo adicional de 83 millones.

Con esos recursos en caja, el Mandarin suministró 75 millones a su socio único, la instrumental holandesa The Netherlands Investment Company 129, perteneciente a la multimillonaria andorrana María Reig. La entidad de los Países Bajos ha empleado los fondos para reestructurar el grupo. Los préstamos concedidos por Caixabank vencen en los años 2036 y 2046.

Tras estos enjuagues, la deuda del Mandarin se dispara de 112 a 190 millones. En el otro platillo de la balanza, cuenta con un patrimonio neto de 44 millones. El Mandarin tiene 228 empleados. Carlos Enseñat Reig, hijo de la propietaria, ejerce de administrador único.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información