Menú Buscar
María Reig Moles ha tenido que rascarse el bolsillo para apuntalar la cuenta de resultados de su establecimiento.

Hotel Mandarin: las pérdidas evaporan el 76% del capital

29.04.2016 00:00 h.
2 min

María Reig Moles, la multimillonaria andorrana que señorea el fastuoso hotel Mandarin de Barcelona, se ha tenido que rascar el bolsillo para apuntalar la cuenta de resultados de su establecimiento, que hace aguas desde que abrió sus puertas en 2009.

La sociedad propietaria y explotadora del hotel ha reducido su capital, de 36,99 a 8,9 millones de euros, a fin de enjugar las pérdidas arrastradas en el balance. Ello significa que el 76% de los fondos desembolsados por la empresaria se esfumó. Acto seguido, Reig ha inyectado 6,1 millones. De esta forma, la entidad pasa a disponer de un capital social de 15 millones.

Pérdidas de 65 millones

El Mandarin tiene de administrador único a su hijo, Carlos Enseñat Reig. El hotel está ubicado en paseo de Gracia entre Consejo de Ciento y Diputación. Se trata de uno de los pocos de la capital catalana pertenecientes a la categoría de cinco estrellas gran lujo. Goza de unos altos índices de ocupación, que se traducen en ingresos crecientes año tras año.

Sin embargo, los resultados arrojan déficit desde el primer día debido a la carga financiera provocada por los copiosos créditos que la sociedad contrajo para remodelar íntegramente el inmueble. Este se erigió a mediados del siglo pasado sobre el solar del histórico Círculo Ecuestre, para alojar la sede regional del Banco Hispano-Americano en Cataluña. Desde su estreno, el Mandarin lleva perdidos casi 65 millones de euros.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información