Menú Buscar
Xavier Mon (i) y Antonio Casanova (d) , directivos de Unilever en España / FOTOMONTAJE CG

¿Quién manda en Unilever España, la propietaria de Frigo que ningunea el castellano en Cataluña?

Ni Xavier Mon, vicepresidente del negocio de helados, ni Antonio Casanova, presidente en España, dan explicaciones sobre el desprecio al español

4 min

La omisión del español en los carteles de Frigo ha generado una impresionante ola de indignación. La conocida marca de alimentación, propiedad de la multinacional Unilever, ha decidido utilizar el alemán, el inglés y el catalán para anunciar sus helados en los comercios de Cataluña, olvidándose del castellano, una de las dos lenguas oficiales en la comunidad y mayoritaria entre los catalanes.

El desprecio del bilingüismo por parte de la compañía ha sentado fatal a los consumidores. Hasta el momento, Unilever se ha limitado a señalar que "cumple la normativa autonómica sobre el uso de la lengua", mientras el enfado de la ciudadanía sigue escalando en un momento crucial para las ventas.

frigo5 (1)
Frigo omite el español en su cartelería de productos en Cataluña / CG

Los jefazos locales

Se da la coincidencia de que el vicepresidente de helados del grupo empresarial es el catalán Xavier Mon Companys. El ejecutivo responde a las órdenes de Antonio Casanova, presidente de la firma en España desde 2016, cuando sustituyó en el cargo a Javier Aguilera después de casi siete años de presidencia.

Ni Aguilera ni Companys han abierto la boca sobre este follón veraniego, pese al riesgo real de boicot contra Frigo por parte de algunos particulares y hosteleros. Unilever, cuya sede en Cataluña se encuentra en Viladecans (Barcelona), ha capeado con éxito la pandemia del Covid-19, ganando un 9,3% más en el primer semestre. Pero estos datos podrían estropearse si los directivos no corrigen el tiro con su equivocada estrategia de márketing.

frigo4 (1)
Carteles de Frigo en Cataluña con sus productos rotulados en catalán, inglés y alemán / CG

Derechos lingüísticos pisoteados

No es la primera vez que los derechos de los castellanohablantes son vulnerados en Cataluña. Mientras el lobismo en favor de la lengua catalana cuenta con plataformas regadas generosamente por la Generalitat muy activas a la hora de escarnecer los fallos de las empresas, la otra parte no cuenta con suficientes altavoces para preservar la igualdad lingüística en el ámbito privado. Como consecuencia, discriminar el catalán sale caro en Cataluña, pero no sucede lo mismo con el español.

La situación se agrava a la luz de los datos sobre usos lingüísticos de la población. Según el último Baròmetre d'Opinió Política del Centro de Estudios de Opinión, el 45% de los encuestados afirma que el castellano es su lengua habitual, por delante del catalán (40,2%). El resto de entrevistados responde que usa ambas por igual (13,2%). Por tanto, el descuido de Frigo no solo atenta contra la cooficialidad de ambos idiomas, sino que ningunea la lengua más hablada por sus compradores.

Un gigante del consumo

Unilever distribuye en España centenares de marcas enfocadas al sector de la alimentación y la higiene personal. Nombres como Axe, Dove, Mimosín, Rexona, Moussel, Signal y Timotei colman los estantes de los supermercados en los apartados de salud y cuidados íntimos.

Pero el gigante anglo-holandés también se sienta a la mesa de los españoles con marcas como Knorr, Hellmann's, Ligeresa, Maizena, Lipton y la famosa casa de helados Frigo --a su vez, la popular heladera comercializa polos clásicos como Magnum, Solero, Cornetto, Twister o Calippo--.