Menú Buscar
Trabajadores de Nissan en una de las protestas en Barcelona / EUROPA PRESS

Los trabajadores de Nissan protestarán en Madrid contra el cierre de la fábrica catalana

El sindicato UGT acusa a la dirección de la multinacional de "mentir" sobre el futuro de la planta

3 min

Los trabajadores de Nissan siguen adelante con su agenda de actos reivindicativos contra el cierre de la fábrica en Barcelona. El próximo miércoles 15 de julio, los empleados llevarán hasta Madrid su protesta para asegurar sus puestos de trabajo. La decisión de la multinacional de dejar de operar en Cataluña provocará el despido de 3.000 trabajadores directos y afectará de forma indirecta a unos 25.000 puestos de trabajo.

Tal como ha informado UGT-Fica, la manifestación partirá a las 11.00 horas de la plaza Carlos V y llegará al Congreso de los Diputados, para así trasladar a los políticos y al Gobierno la situación en la que ha dejado a los trabajadores la decisión de la multinacional japonesa.

Cierre premeditado

Desde el sindicato han denunciado que el estado actual de Nissan en Catalunya se trata de una situación "buscada y premeditada" por parte de la dirección de la firma, tanto desde Japón como desde Europa.

"En estos últimos años la multinacional ha ido eliminando y deslocalizando poco a poco vehículos y ha evitado de manera sistemática que la planta de Zona Franca obtuviese la adquisición de vehículos nuevos, provocando que el nivel productivo fuese cada vez menor", han criticado desde UGT.

"Promesas incumplidas"

Así, han lamentado las "mentiras" y las "promesas incumplidas" de Nissan, ya que han recordado que la empresa se comprometió a realizar una inversión de 70 millones de euros en una planta de pintura hace apenas un año, "que no se ha cumplido".

"Otro ejemplo es la serie de promesas realizadas por el que fuera director general de Nissan España en su día y hoy ejecutor del cierre, Frank Torres, no solo a los trabajadores de Nissan, sino también a la Generalitat y al Gobierno, entre los que encuentran la creación de más de 1.000 puestos de trabajo en las plantas catalanas, que no se ha cumplido", han criticado.

Paralizar el ERE

Por todo ello, la organización exigirá al Gobierno que se involucre de manera "contundente" en el conflicto de Nissan, paralizando el ERE y eliminando la fecha de cierre en diciembre de 2020.

"Se ha demostrado históricamente que las plantas de Nissan son competitivas siempre que se otorga vehículos para su fabricación, como ha ocurrido en otros años y con muy poca inversión en las líneas productivas", han insistido desde UGT.