Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Trabajadores de Nissan en la protesta de Madrid / EFE

Los sindicatos amenazan con judicializar el conflicto con Nissan si mantiene el ERE

El comité de empresa plantea llevar a los tribunales la situación, mientras las negociaciones encallan por el rechazo al plan de despidos sobre 2.525 trabajadores

3 min

El comité de empresa de Nissan se prepara para recrudecer el conflicto. Los representantes de los trabajadores sostienen que el expediente de regulación de empleo (ERE) que la compañía ha presentado para 2.525 inhabilita las negociaciones y amenazan con llevarlo a los tribunales si la multinacional nipona lo mantiene.

Hasta ahora, la calle ha sido el principal escenario de protesta desde que a finales de mayo la multinacional confirmara el cierre de la factoría de Barcelona. La salida, prevista para diciembre de este año, supondrá el despido de 3.000 empleados y amenazará otros 20.000 indirectos. El pasado miércoles unos 1.500 trabajadores se desplazaron a Madrid para manifestarse frente al Congreso de los Diputados. Mientras tanto, las negociaciones en los despachos están encalladas.

Negociaciones encalladas

“Si no se retira el ERE habrá que judicializar el conflicto. Hasta que no lo quiten no nos sentaremos a negociar”, explican fuentes del comité de empresa. El calendario de reuniones entre la compañía y los sindicatos abarca hasta el 30 de julio. Sin embargo, Nissan ya se ha abierto a negociar el calendario, que los representantes de los trabajadores consideran limitado: “No se puede negociar esto en 15 días”.

La negociación del pasado martes ya terminó sin ningún resultado a cuenta de que la multinacional japonesa mantiene el ERE. De hecho, su consigna hasta el momento es “hablar de todo”, pero con el expediente activo. "Este diálogo debe producirse dentro de este proceso, que es el marco legal existente y que da seguridad jurídica tanto a la empresa como a sus trabajadores”, manifestó en un comunicado.

"Vulneraciones" de la empresa

Si llegado el 30 de julio Nissan mantiene el ERE, el comité de empresa asegura que llevará la situación a los tribunales. Los sindicatos se basan en las “vulneraciones” que la firma ha cometido, entre ellas las del derecho a huelga, motivo por el que ya demandaron a la empresa el pasado mayo. En concreto, la compañía decidió volver a incluir en un ERTE a los operarios de la Zona Franca, que no pudieron trabajar por los paros en la planta de Montcada y que dejó sin suministros a la factoría.

Así las cosas, los equipos jurídicos del comité están “preparando documentación para presentar la demanda”, según las mismas fuentes. Al mismo tiempo, el comité de empresa también reclama más implicación al Gobierno, como quedó patente en la protesta ante el Congreso, para que apriete a la nipona a negociar.