Menú Buscar
Cadena de ensamblaje de Seat en Martorell (Barcelona) / EUROPA PRESS

Seat, Volkswagen e Iberdrola sellan un acuerdo para implantar una red de recarga en España

Las compañías potenciarán el uso de energías renovales e integrarán nuevas soluciones para vehículos eléctricos

3 min

Seat, Volkswagen e Iberdrola han sellado un acuerdo para impulsar la movilidad eléctrica en España, con el objetivo de fomentar la creación de una red pública de puntos de recarga, potenciar el uso de energías renovables, comercializar soluciones de recarga eléctrica e integrar la infraestructura de Iberdrola en los navegadores de los vehículos eléctricos.

En un comunicado emitido este miércoles por las compañías, se detalla que la aliazan ha sido respaldada por el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el consejero delegado del grupo Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat, Herbert Diess.

Energía verde y autoconsumo

El cometido de las tres empresas será incentivar el uso de energía 100% verde en la cadena de suministro del vehículo eléctrico. Para ello, activarán proyectos de innovación conjuntos, trabajarán en el fomento del autoconsumo con energía renovable y promoverán proyectos para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en las plantas y en la red de concesionarios.

El acuerdo también incluye activar proyectos de innovación intersectorial y un plan para asegurar el despliegue de puntos de recarga rápida y ultrarrápida en los principales corredores de la red de carreteras españolas.

Papel clave de España

"Ahora, más que nunca, es fundamental establecer un servicio integral de infraestructura de recarga en toda Europa. España tiene un papel clave en este sentido y el grupo Volkswagen quiere contribuir al avance de la movilidad eléctrica y sin emisiones", ha reivindicado Diess.

Por su parte, Galán ha asegurado que este acuerdo muestra la "ambición" de la estrategia de electrificación del transporte de la compañía. "Es necesario seguir colaborando con todos los agentes para responder a los retos de una movilidad basada en energía limpia y sin emisiones de CO2, y a las demandas de una sociedad comprometida con la reducción de la contaminación", ha añadido el presidente de Iberdrola.