Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tres imágenes de la 'rave' de Pallejà en 2021: este año quiere repetir por Sant Joan / CG

El ocio nocturno estalla contra la 'rave' pija de Pallejà

Fecasarm exige saber si la megafiesta privada Revolutions tiene licencia, mientras que Fecalon notifica la celebración a Interior y el ayuntamiento pide frenarla

5 min

El ocio nocturno catalán ha estallado contra la megarrave que se celebrará la noche de Sant Joan en Pallejà (Barcelona) y que organiza un colectivo de artistas fantasma desde Estados Unidos. Las patronales Fecasarm y Fecalon se han activado contra la fiesta ilegal, que busca reunir a miles de personas en una masía modernista, como avanzó Crónica Global. El ayuntamiento, por su parte, ha pedido a los Mossos d'Esquadra que la frenen. 

Joaquim Boadas, secretario general de Fecasarm, ha explicado a este medio que "lo primero que hay que determinar es si tiene licencia". Si la juerga --que se llama Revolutions y a la cual se accede comprando arte-- no tiene licencia, "entonces es manifiestamente ilegal". El directivo ha recordado que en municipios de menos de 50.000 habitantes, como es el caso de Pallejà, el competente para emitir permiso es la Generalitat de Cataluña. Pero al ser una verbena popular, el poder recae en el ayuntamiento con arreglo al Reglamento de espectáculos públicos. 

"Competencia desleal"

Boadas ha recordado que este tipo de celebraciones, que Fecasarm viene denunciando hace años, constituyen "competencia desleal" para un sector, el de la noche, que "cumple al dedillo la normativa vigente 365 días al año". Por ello, si alguien desea montar una celebración y vender entradas con ello, "máxime si hay autobuses e infraestructura pareja", "tiene que cumplir lo mismo que el resto de competidores, aunque sea por una noche". 

En el campo del cliente, el directivo ha recordado que este tipo de soirées "no ofrecen garantía alguna" y que, por lo tanto, "son absolutamente irregulares, como otras fiestas que Fecasarm denuncia periódicamente en fechas señaladas, cuando la industria genera buena parte de su facturación". Sería, pues, el caso de Sant Joan. 

Fecalon lo notifica a Interior

Por su parte, el otro ente empresarial del sector, Fecalon, ha indicado a Crónica Global que "ha notificado al Departamento de Interior" la verbena ilegal para que la consejería esté atenta. Fernano Martínez, secretario general, ha señalado que "el combate contra las fiestas ilegales es una prioridad, como lo demuestra que la organización se presentara como acusación particular contra la rave de Llinars de Fin de Año de 2020. 

"El momento de ejecutar las acciones de prevención de fiestas ilegales de San Juan es ahora, cuando están en preparación y comercialización. Hay que localizar a los organizadores y sancionarles", propone Fecalon. La organización constata también "competencia desleal" y agrega que "tiene total confianza en los dispositivos de control que levantan Mossos d'Esquadra en estas ocasiones". 

El organizador desactiva la web

Tras la información desvelada por este medio, el grupo de artistas estadounidenses que quería irrumpir en Can Montmany de Sobrerroca, la masía modernista de Pallejà en la que se tenía que celebrar la rave, ha desactivado la comercialización de entradas y autobuses. 

No obstante, desde fuentes del sector del ocio nocturno han indicado que la verbena ilegal ya corre como la pólvora entre los círculos artísticos de Barcelona. De hecho, los organizadores quieren que sea como la prestigiosa MET Gala de Nueva York (Estados Unidos), aunque sin permiso alguno y con acceso secreto. 

El ayuntamiento pide pararla

Por su parte, el Ayuntamiento de Pallejà comunicó ayer que pedirá a los Mossos d'Esquadra que aborten la celebración en la masía modernista. En una nota, el gobierno municipal manifestó que pide a la policía autonómica que "investigue si la información es cierta" y, si lo es, que "evite la celebración de esta fiesta no autorizada". 

El consistorio defiende que "no tiene petición oficial de celebrar ninguna fiesta" y que solo autorizará las celebraciones "que sean legales y sobre las que sea competente para autorizar". San Juan debe ser, concluye el gobierno local, "una celebración segura y compatible, estrictamente, con la legalidad vigente".