Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La electricidad alcanzará este viernes sus precios máximos desde 2002  / CG

El precio de la luz rozará el viernes los 100 euros, el máximo en 19 años

El coste superará en un 5% el registrado el pasado 8 de enero, en plena ola de frío causada por la tormenta 'Filomena'

6 min

El precio de la electricidad en España marcará este viernes sus máximos desde comienzos de siglo, con una media de 99,8 euros por megawatio/hora, una cifra que pulveriza la registrada a comienzos de año, como consecuencia del incremento de la demanda por la incidencia de la tormenta Filomena.

El mercado culminará así una semana en la que las cifras no han bajado ningún día de la cota de los 90 euros, lo que confirma los augurios de que el aumento del consumo derivado de la llegada de las elevadas temperaturas contribuirá a tensar aún más unos precios que ya sufren la elevada presión de la subida del coste de derechos de emisión y también de las materias primas, en especial el gas.

Medidas paliativas

Para el viernes, el mercado mayorista ha fijado un precio máximo de 110 euros por MW/h, que se dará en la franja de las nueve de la mañana. Tras un ligero respiro después del mediodía, el coste volverá a superar la barrera de los 100 euros a partir de las ocho de la tarde, en coincidencia con el horario que suele ser de máximo consumo.

En este sentido, el coste de los derechos de emisión de CO2 se ha duplicado en apenas un año mientras que los precios del gas acumulan un avance superior al 61% desde que se inició el 2021. Ambos factores intervienen en la generación de electricidad, en especial en lo que concierne a las plantas de ciclo combinado, una de las tecnologías de respaldo en relación con el desarrollo de la red renovable.

Sin justificación por la demanda

Junio concluyó como uno de los meses con la luz más cara de la historia, con medias muy superiores a los 80 euros. Un comportamiento que no viene respaldado por el comportamiento de la demanda.

Bien es cierto que, de acuerdo con los datos registrados por REE (aún sin los factores correctores de estacionalidad y calendario), la demanda se ha incrementado un 5,2% en el primer semestre respecto a 2020. Sin embargo, la referencia viene condicionada por la peculiaridad de la primera mitad del pasado ejercicio, muy afectado por el primer estado de alarma, que incluyó un periodo de reclusión de casi 100 días y una reducción notable de la actividad económica.

En cambio, si se compara con el mismo periodo de 2019, la demanda se ha retraído casi un 4%. Al fin y al cabo, ciertas restricciones se han mantenido en la primera mitad de 2021 debido a la evolución de la pandemia, con lo que el comportamiento del mercado eléctrico aún no ha recuperado del todo la normalidad.

Llegan para quedarse

Esta tendencia ha llevado al Gobierno a la adopción de medidas urgentes para tratar de paliar el efecto en el recibo de los consumidores; entre ellas se encuentran la supresión temporal del impuesto a la generación, del 7%, y la rebaja del IVA de la electricidad al tipo reducido del 10% (desde el 21% general).

No obstante, la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya admitió en las última horas que los elevados precios de la electricidad habían llegado para quedarse, al menos durante los próximos meses. En realidad, hace semanas que el mercado manda señales en este sentido, como informó Crónica Global.

Precisamente, ha sido la alarma social surgida en relación con la subida de los precios lo que ha llevado al Ejecutivo a tomar medidas de carácter urgente, aunque anteriormente había ya iniciado una ofensiva para tratar de moderar los precios.

¿Caídos del cielo?

En este punto se incluye el inicio de la tramitación para suprimir las retribuciones a las eléctricas por la generación de electricidad a través de plantas como las nucleares y las hidráulicas. Según los cálculos de la Moncloa, la eliminación de los llamados “beneficios caídos del cielo” contribuiría a recortar el recibo aproximadamente un 13%.

El anuncio de la medida provocó notables descensos en la bolsa para Endesa e Iberdrola, las principales afectadas por la medida; las compañías niegan que las retribuciones sean beneficios caídos del cielo ya que sostienen, al contrario que el Gobierno, que las centrales en cuestión no están aún amortizadas.

Polémico nuevo recibo

También con anterioridad, el Ejecutivo puso en marcha un nuevo sistema de tarificación, por franjas horarias, que entró en vigor a comienzos de junio, precisamente el mes en el que se han batido todos los registros de precios.

El mecanismo no ha estado exento de polémica debido a que plantea determinados cambios de hábitos a los ciudadanos en cuanto a sus horarios para poder beneficiarse de los ahorros que, teóricamente, pueden obtenerse con el nuevo sistema. De hecho, las discrepancias han surgido también en el seno del Gobierno, que incluso ya empieza a hablar de hacer cambios en el sistema cuando apenas acaba de entrar un funcionamiento.