Menú Buscar
Josep González, presidente de Pimec / EUROPA PRESS

Pimec pide aplazar los impuestos para pymes y autónomos mientras alerta del riesgo de quiebra

La patronal pide que se abran las líneas de financiación de "inmediato" para garantizar la liquidez de las empresas

3 min

La patronal de pymes Pimec ha celebrado el paquete de medidas económicas impulsado por el Gobierno para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus pero ha alertado que la lentitud en la implementación de las mismas puede provocar la quiebra de empresas. La organización presidida por Josep González también ha pedido aplazar los impuestos para autónomos y pequeñas y medianas empresas.

En un comunicado, la organización defiende que el acceso a las líneas de financiación debería ser "inmediato", ya que, si no se facilita y agiliza su tramitación, muchas compañías, especialmente micro y autónomos, enfrentarán serias dificultades que podrían poner en riesgo puestos de trabajo. Por ello considera "urgente" que el Ministerio de Asuntos Económicos y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) definan los procedimientos y la estructura de los préstamos a la vez que aconseja a las empresas que comiencen a definir sus necesidades.

Pago de facturas atrasadas

Pimec pide también el pago "inmediato" de las facturas pendientes de las administraciones públicas que excedan el plazo legal establecido, lo que en Cataluña supondría una inyección de 2.900 millones de euros. Solicita asimismo otras medidas de apoyo a pymes y autónomos, como la exoneración de las cuotas de la seguridad social o una moratoria en el pago del IVA y otros impuestos.

Por otro lado, la patronal considera que obligar a las empresas a comprometerse a mantener el empleo durante seis meses tras el reinicio de la actividad supone "imponer una condición de imposible cumplimiento ante una situación como la actual de incertidumbre total" del mismo modo que dejar a los trabajadores la decisión sobre cómo cumplir su jornada laboral puede provocar una "distorsión que coartará la potestad organizativa de las empresas".

En cuanto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), pide que se exoneren las cuotas de la seguridad social a los proveedores de empresas que hayan aplicado esta medida por fuerza mayor y considera que la obligación de pactar con los sindicatos en aquellos casos que no lo sean provocará, "casi con total seguridad", un retraso en el cobro de las prestaciones por desempleo.