Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Banco de Alimentos de Barcelona, cuyo trabajo ha incrementado al crecer el riesgo de pobreza o exclusión social / EP

La pandemia deja al 22,8% de los catalanes en riesgo de pobreza

El INE certifica que los ingresos medios en la región se sitúan en los 14.170 euros y que el 9,2% de la población tiene problemas para llegar a fin de mes

4 min

La pandemia ha incidido en las desigualdades sociales que existen en Cataluña. La autonomía cerró 2020 con el 22,8% de su población con una situación de riesgo de pobreza o de exclusión social. Este porcentaje contrasta con el ejercicio precedente, cuando se llegó al 18,8%.

La recuperación económica que se había iniciado tras la doble crisis de la década anterior empezaba a dar sus frutos en el denominado indicador AROPE que monitoriza el Instituto Nacional de Estadística (INE). En 2018 eran el 18,9% de los catalanes que estaban en riego por su situación económica, mientras que en 2017 se llegó al 19,4%. Con todo, el estallido de una pandemia inesperada ha quebrado esta recuperación.

Fin de los ERTE y créditos ICO

Los agentes sociales han encendido las alarmas ante esta evolución y destacan que el riesgo que existe de que en el ejercicio en curso y los sucesivos la pobreza vaya a más. Fuentes patronales señalan que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con condiciones especiales que aún están vigentes y las carencias en la devolución de los créditos ICO que se activaron en marzo de 2020 tras la explosión del Covid evitan que las carencias económicas vayan a más.

Con todo, este salvavidas que se activó para capear los primeros efectos económicos de la pandemia debe llegar a su fin. La fórmula que se elija marcará en gran medida el futuro económico de todo el país, por lo que se reclama el mayor consenso posible.

Situaciones de pobreza

La radiografía del INE también señala que el 16,7% de la población catalana está ya en una situación de pobreza si se compara su renta con la del año precedente. También preocupa que el 6,2% sufre carencias materiales severas y el 9,8% viven en hogares “con baja intensidad del trabajo”.

Evolución de la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social en Cataluñay en el conjunto del país / EP
Evolución de la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social en Cataluñay en el conjunto del país / EP

Otro 9,2% tiene problemas reales para llegar a finales de mes y el 14,3% se retrasan de forma habitual con los pagos relacionados con la vivienda principal o en las compras a plazos. El 30,6% de los catalanes no se puede sufragar irse de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año y otro 33,4% está en una situación económica que le impide hacer frente a gastos imprevistos.

14.170 euros de ingresos medios

El INE también fija en los 14.170 euros los ingresos medios de cada uno de los catalanes. Se trata de una cifra baja y que hace insostenible el nivel de vida en ciudades como Barcelona, pero representa una mejora respecto a ejercicios anteriores. En 2019 se alcanzaron los 13.527 euros; un año antes, 13.338 y en 2017 las entradas unipersonales se quedaron en los 12.712 euros.

En cuanto al conjunto del país, el retroceso en la calidad de vida es más acusada. El porcentaje de población en riesgo de pobreza o exclusión social aumentó hasta el 26,4% (25,3% en 2019) y el 7% de los españoles estaban en una situación de carencia material severa.