Menú Buscar
Alberto Álvarez 'Tito', líder del taxi en Barcelona, durante una movilización / EFE

Lluvia de multas a 'Tito' Álvarez con la ley mordaza

El Gobierno catalán machaca al líder del taxi con un aluvión de sanciones tras su amenaza de boicotear el Mobile World Congress

4 min

Nada es casualidad. El líder del taxi en España, Alberto Tito Álvarez, ha encajado una lluvia de multas por infracciones de la seguridad ciudadana en virtud de la Ley 4/2015, también conocida como ley mordaza. El portavoz de Élite Taxi ha encajado un aluvión de sanciones por parte del Gobierno catalán poco después de amenazar con boicotear el Mobile World Congress (MWC), que se celebrará en Barcelona del 24 al 27 de febrero.

Según ha informado el propio Tito, el Departamento catalán de Interior le han informado de una batería de sanciones por valor de 8.000 euros, que se reducirían a 4.000 por pronto pago. Todas las multas tienen que ver con la huelga ilegal de taxistas de enero de 2019 en Barcelona, y que empujó al Gobierno catalán a aprobar un decreto ley restrictivo para los vehículos de transporte con conductor (VTC), que utilizan rivales del taxi como Cabify. Los procedimientos se enmarcan en la protesta salvaje de los taxistas entre el 17 y el 24 de enero de 2019, que "no habían sido comunicadas previamente a la autoridad gubernativa".

Coacciones a Competencia y daños a los VTC

Entre otros hechos, Interior le acusa de instigar un asedio al presidente de la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco), que siempre se ha mostrado contrario a imponer más trabas a los vehículos de alquiler con conductor. La  Consejería que comanda Miquel Buch atribuye a Tito la organización de la ocupación de la Gran Vía de Barcelona, que duró varios días hasta que, en asamblea, los conductores decidieron levantarla. En el transcurso de la misma y siempre según Interior, "se produjeron daños a vehículos VTC y desórdenes públicos".

¿Por qué encaja solo Tito Álvarez todas las multas?  "En el desarrollo de las distintas movilizaciones lideraba y daba directrices al resto de concentrados a lo largo de los diferentes días, habló con micrófono en las asambleas y fue la persona que se dirigió a la dotación policial en diversas ocasiones", argumenta Interior. Por todo ello, Buch y su equipo le consideran organizador de la protesta no comunicada y salvaje que cortó el tráfico en el centro de Barcelona y, ocasionalmente, en las rondas.

"Es un 'aviso' para que no toque el Mobile"

Por todo ello, Interior le ha impuesto una sanción única de 8.000 euros. El taxista ya ha anunciado que responderá, aunque por el momento insta a sus seguidores a no recoger dinero para pagar la multa. Por el contrario, sus detractores alertan de que las sanciones se las han comunicado a Tito Álvarez poco después de que éste amenazara con montar protestas e incluso una huelga durante el Mobile World Congress (MWC). "Es un aviso para que no toque la feria del móvil. Lisa y llanamente. Le dan un toque para que no perjudique el congreso", razonan.

En efecto, un paro de taxistas durante el MWC tendría un impacto notable sobre la movilidad de Barcelona, pues acuden anualmente al evento cerca de 100.000 congresistas. Este volumen extra de población flotante crea una demanda extra en el transporte público. Y, por el momento, el autobús urbano de la ciudad condal ya ha anunciado movilizaciones de 24 horas durante el evento tecnológico.