Menú Buscar
Jóvenes emprendedores en una reunión de trabajo / EP

La incertidumbre política frena a los emprendedores catalanes

El número de autónomos en Cataluña apenas se ha incrementado el 0,3% en la última década, frente al 3,3% del conjunto de España

7 min

Cataluña ha ganado autónomos en la última década, desde noviembre de 2009 a noviembre de 2019, pero a un ritmo muy por debajo del registrado en el conjunto de España. La comunidad autónoma ha sumado 1.753 emprendedores, pasando de 548.598 a 550.351. Un aumento que es apenas del 0,3% frente al 3,3% de todo el país. Un dato que los expertos atribuyen a la “incertidumbre política” y al cambio de modelo económico.

En el conjunto del país hay 104.851 nuevos autónomos, alcanzando los 3.270.358, según un informe realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) a partir de los datos facilitados por la Seguridad Social.

Barcelona salvadora

Barcelona es la provincia responsable de salvar los muebles a la comunidad autónoma con 10.928 nuevos autónomos, alcanzando los 397.477, el 2,8% más respecto al mismo periodo de 2009.

En el resto de Cataluña, los emprendedores caen de manera destacada especialmente en Lleida, con una pérdida del 10,9%; seguida de Tarragona, con una caída del 5,8%; y Girona, con el 1,8% menos.

Sectores

El informe de ATA revela que los que fueron sectores claves de la economía han visto reducir el número de trabajadores por cuenta propia en la última década. La industria pierde un 21% de autónomos, mientras en la construcción y la agricultura hay el 20,7% y el 16,69% menos, respectivamente.

Una imagen distinta se produce en dos mundos normalmente relacionados con el ámbito público, como son la educación y las actividades sanitarias. Ambos doblan sus registros y ganan el 60,4% y el 50,6% de emprendedores desde 2009.

El espacio destinado al encuentro de 'business angel' y emprendedores de la principal feria del sector, el 4YFN que se celebra junto al MWC de Barcelona / CG
El espacio destinado al encuentro de 'business angel' y emprendedores de la principal feria del sector, el 4YFN que se celebra junto al MWC de Barcelona / CG

En Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia (RETA) hay incrementos de hasta el 45,2% en información y comunicación, del 42,5% en actividades científicas y del 41,5% en las inmobiliarias.

Precariedad

La vicepresidenta ejecutiva de ATA, Celia Ferrero, explica este aumento en estas profesiones por la precariedad laboral de los asalariados. Ante la crisis, “la gente ha tenido que diversificar sus fuentes de ingresos”, remarca.

Ante unos salarios que no han crecido lo suficiente y unas jornadas a tiempo parcial, especialmente para las mujeres, se ha optado por la pluriactividad, subraya Ferrero. Destaca que en sectores como la salud, la educación o el periodismo hay mucha gente que apuesta por el régimen combinado de asalariado y autónomo para seguir manteniendo el nivel de vida que llevaba antes de la crisis.

La presidenta de ATA en Cataluña, Cristina Pérez, justifica estos giros drásticos afirmando que en estos diez años “la economía catalana ha sufrido una transición importante”.

Alerta

Los datos reflejan que se pasa de una “gran dependencia” de la construcción y de la industria, donde ha habido “un ajuste durísimo”, a un modelo que apuesta por las actividades que “aportan valor añadido”, como la educación, la salud o la ciencia.

Viendo los grandes cambios sucedidos en los últimos diez años, Pérez advierte de que “no sería bueno dejar todo en manos del sector servicios“. Asimismo, añade “Cataluña no se puede permitir perder el liderazgo industrial”.

Incertidumbre política

Celia Ferrero también indica que es “preocupante” que Cataluña, “que siempre ha sido un motor de emprendimiento”, ahora se sitúe por detrás de comunidades como Madrid o la Comunidad Valenciana, cuando antes iba por delante de ellas.

La vicepresidenta de ATA apunta que “muchas personas han decidido no emprender ante la incertidumbre política”. Ferrero señala que “es muy difícil” decidirse a impulsar y sacar adelante un proyecto “cuando no sabes que marco político y jurídico te vas a encontrar” en el corto plazo. “Supone un riesgo”, sentencia.

Emprendedores en un espacio de 'coworking' / SPACES
Emprendedores en un espacio de 'coworking' / SPACES

Mujeres

Observando los datos en función del género se observa un fuerte aumento de las trabajadoras por cuenta propia, un 7,4% más que en 2009, o lo que es lo mismo 13.623 nuevas autónomas. Los datos contrastan con la pérdida de 11.873 emprendedores, un descenso del 3,3% en toda Cataluña.

La presidenta de ATA destaca que en una década “se ha avanzado mucho” y las mujeres han dado ejemplo de “gestión y capacidad empresarial muy importante”. Pérez destaca, de nuevo, el dato de Barcelona donde “cerca de 14.000 mujeres han creado su propio empleo”. Pese a todo, recuerda el “peso relativo” de la mujer en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia que apenas alcanza el 35,8%.

Servicios cualificados

Por su parte, Ferrero atribuye el aumento de mujeres emprendedoras a dos razones. Una de ellas es la “mayor movilidad” que representa el mundo empresarial que se combina con otro factor, los sueldos más bajos que reciben como asalariadas. Subraya que las mujeres que han decidido emprender un negocio han visto que “ganan más dinero”. El mundo laboral la discrimina con sus salarios, siendo sus propias jefas, no.

Por otro lado, la vicepresidenta de ATA considera que, tras la crisis económica se ha cambiado el modelo económico. El mundo de la construcción, más masculinizado, ha perdido peso, mientras lo ganan los servicios más cualificados, donde la mujer emprende más “y representa casi la totalidad del sector”, aplaude.

Valor añadido

Aun así, insiste que la industria es relevante y la caída de autónomos en este sector se debe a que “con la nueva economía se difuminan las fronteras” y se están borrando los sectores tradicionales, pero existe, y sigue siendo importante.

Ferrero comparte con Pérez que existe un riesgo en ir hacia una actividad menos productiva, por eso se debe apostar por servicios con un alto valor añadido.