Menú Buscar
El gran canal de Empuriabrava. Quiebra / LANOEL - WIKIMEDIA COMMONS

Un pleito entre alemanes acaba con la quiebra de dos inmobiliarias en Empuriabrava

Las sociedades deben 7,7 millones de euros a dos acreedores que han promovido el concurso necesario

10.09.2019 00:00 h.
4 min

Un pleito entre dos socios alemanes con inversiones en la Costa Brava ha desembocado en un aparatoso doble concurso de acreedores en Empuriabrava. El Juzgado Mercantil número 1 de Girona acaba de declarar en situación de quiebra necesaria a las empresas Empuria Futur y su filial al 100% Empuria Reinvest. Erhard Schuler es administrador único y titular del 50% de las participaciones sociales.

Las dos entidades están domiciliadas en Castelló d’Empúries, en una casa situada en la calle Cap-Ras, en la acuática urbanización de Empuriabrava. Los promotores del concurso son el ciudadano alemán Wilhelm Reiner Froitzheim y la constructora gerundense Narea Estudis i Projectes. Esta última tenía a su cargo obras en un inmueble, que no ha cobrado.

Negocios conjuntos

Froitzheim veranea desde hace años en la zona de Empuriabrava. Por su parte Schuler, también de nacionalidad alemana, es residente habitual y tiene negocios inmobiliarios en el complejo.

En mayo de 2015 ambos acordaron realizar conjuntamente inversiones en el sector inmobiliario. Convinieron que Schuler buscaría los activos, dado su mayor conocimiento del terreno, y Froitzheim aportaría los fondos para comprarlos.

Préstamos sin retorno

A tal efecto constituyeron a medias Empuria Futur y como filial de ésta, Empuria Reinvest, que se encargó de adquirir los bienes raíces. Schuler se colocó como administrador único.

Según la demanda concursal admitida a trámite, en el periodo comprendido entre mayo de 2015 y mayo de 2019, Froitzheim efectuó hasta 43 préstamos; primero mediante transferencias a las cuentas de Schuler y más tarde a las de Empuria Futur, por un importe total de 7,3 millones. Froitzheim asegura que no ha visto un céntimo.

Empuria Reinvest alberga en su activo varias casas y solares en la misma colonia marítima tasados en cerca de 10 millones.

Localización imposible

La otra promotora del concurso, Narea Estudis i Projectes, se encargó de acometer las primeras obras en uno de los chalés y también fue la primera que se quedó sin cobrar. Reclama facturas por importe de 476.000 euros.

La petición de concurso necesario afirma que se ha intentado notificar en varias ocasiones a Schuler. Lo hizo primero un notario y después funcionarios de los juzgados de Girona. Todas las gestiones resultaron infructuosas.

Erhard Schuler, tras varios cambios de domicilio entre Alemania y Chequia, ahora manifiesta que es residente en la misma casa de Cap Ras donde están censadas las empresas quebradas. Además, se da la circunstancia de que dicha residencia es propiedad de Schuler.

Más demandas

Esta rocambolesca peripecia mercantil no deja de ser un litigio más entre socios que acaban partiendo peras. Lo insólito del episodio estriba en que Froitzheim, socio al 50% de la matriz quebrada, ha promovido ante el juzgado la declaración de insolvencia de sus propias empresas, de las cuales, además, es su mayor acreedor.

Para enredar más el asunto, en julio, Narea Estudis embargó el domicilio de Cap Ras y ha presentado contra las dos empresas una reclamación por los daños y perjuicios que le han acarreado los impagos. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información