Menú Buscar
Manel Casals (i), director general del Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB) con Jordi Mestre, presidente / CG

Los hoteleros de Barcelona admiten "preocupación" por el Mobile

El gremio precisa que "hay pocas cancelaciones por el momento" aunque prevé un "frenazo" de la actividad alojativa en Barcelona en 2020

6 min

Doble mensaje del Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB) sobre el Mobile World Congress (MWC) y el impacto del coronavirus en la mayor feria tecnológica de Europa, que se celebrará en tres semanas en la Ciudad Condal. La organización empresarial que comanda Jordi Mestre ha admitido inquietud por la retirada total de LG Electronics y parcial de ZTE. No obstante, el ente empresarial ha querido enviar un mensaje de tranquilidad. "Hasta el momento hay pocas cancelaciones, a la espera de las próximas tres semanas", ha señalado hoy.

Cancelaciones en el MWC / CG

Este escenario de nubarrones es el primer escollo en lo que llevamos de año 2020. El gremio prevé un "frenazo de la actividad" en el ejercicio en marcha. ¿Por qué? "Por el Brexit y la crisis del coronavirus", ha precisado Jordi Mestre, presidente de la organización empresarial. Pero habrá otro elemento: el retroceso del turismo de congresos, que descendió un 19% en número de eventos (1.728) en 2018 respecto al año anterior. "Se impone un esfuerzo en este campo, pues llevamos desde 2016 con bajadas en el segmento de congresos y conferencias. El retroceso empezó cuando en la ciudad se comenzó a cuestionar el turismo [por parte de Barcelona en Comú en 2016]", ha indicado Mestre.

Traspié con las ferias

En este plano, el del segmento MICE (encuentros, incentivos, conferencias y eventos, por sus siglas en inglés), el gremio aporta cifras que hablan por sí solas. "Los datos son de reducción de eventos desde 2015. Hasta 2018, este mercado se ha contraído un 23,8% en comparación con 2015 (2.268 reuniones); un 12,5% con respecto a 2016 (1.974) y un 19% año a año, con 2.134 congresos registrados en 2017. Son datos de Turisme de Barcelona", ha detallado Manel Casals, director general de la organización empresarial. "No es un tema menor. Es estratégico redoblar esfuerzos en este segmento, que deja 1.900 millones cada año en la ciudad. Son cuatro Mobiles", ha apostillado Mestre.

Precisamente, el evento tecnológico es el dosier más apremiante que está en estos momentos sobre la mesa. "Es importante que el Mobile salga bien, sí. Pero hay que tener en cuenta que con la inestabilidad política de octubre de 2019 --y la violencia independentista tras la sentencia del procés-- notamos mucho más impacto sobre las reservas (cayeron un 2%) que ahora con el coronavirus. Hasta el momento no hay cifras importantes de cancelaciones. Sí estamos preocupados de cara a las próximas tres semanas. Pero insistimos: la caída de compras fue mayor en octubre del pasado año", ha subrayado Casals.

2019: un buen año, pese a todo

Lo factual, a la espera de cómo reaccionen las telecos en las próximas semanas hasta el Mobile, son los datos. La organización oficial ha bloqueado 28.000 habitaciones hoteleras, las mismas que el pasado año. Sobre esta cifra habría las pocas cancelaciones que reconoce el gremio. Asimismo, el punto de partida es sólido, pues 2019 fue otro buen año para la hotelería barcelonesa, pese a las algaradas secesionistas que hubo en octubre tras el fallo condenatorio del procés. "Aquellas imágenes, junto con la inseguridad en la ciudad, nos preocuparon por su impacto en la imagen del destino a nivel internacional", ha admitido Jordi Mestre, a la sazón presidente de Selenta Group. Estas dudas no camuflaron un buen año. La ocupación hotelera en Barcelona cerró en el 82%, un 1,7% más que el año anterior. El precio medio alcanzó los 140 euros, un incremento interanual del 5,7%. Los ingresos por habitación disponible acabaron en 115 euros, un avance del 7,5% año a año.

Los resultados en positivo tranquilizan al gremio, pero no son óbice para restar los deberes que la organización empresarial tiene sobre la mesa. "Además del esfuerzo en turismo de congresos, nos oponemos rotundamente al alza de los impuestos turísticos", ha señalado Mestre. "No puede ser que algunos hoteles pasen de pagar 1,10 euros por persona y noche a 5,70 euros sumando las partes que se llevan Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat de Cataluña", ha concretado Manel Casals. A renglón seguido, no obstante, los dos directivos han querido aportar una nota de optimismo. "Desde algunas administraciones se empieza a hablar de turismo en positivo, algo de lo que nos congratulamos. Notamos un cambio en el ayuntamiento en esta materia y en inseguridad, con la creación de una tenencia de alcaldía específica. Ahora nos escuchan, al menos", ha concluido el presidente.