Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Librea de Flyr, la nueva aerolínea de bajo coste nacida en Noruega durante la pandemia / CG

La 'nueva Norwegian' volará a Barcelona, Málaga y Alicante

Flyr, aerolínea noruega de nuevo cuño que arranca en junio, promete ser rentable recortando costes al máximo

4 min

La nueva Norwegian quiere tener cuatro rutas desde España. Flyr, aerolínea noruega de nuevo cuño, promete llegar a una flota de 28 aviones y operar con menos costes que easyJet gracias a la producción doméstica y a un uso intensivo de sus tripulaciones. 

Es la respuesta dada por Flyr a preguntas de este medio sobre cómo será su operativa cuando arranque operaciones a partir de junio de 2021, pese a la contracción de la industria aérea por la crisis económica derivada de la pandemia y las restricciones a la movilidad. La operadora se ha remitido a su dosier para inversores, en el que anuncia cuatro rutas a España: Barcelona-Oslo; Alicante-Oslo, Alicante-Stavanger y Málaga-Oslo. 

Primer mercado tras el doméstico

De hecho, el mercado español será el primero que abra Flyr tras el doméstico. A partir del sexto mes del año, la aerolínea-start up prevé comenzar a abrir siete rutas en Noruega y Dinamarca. España será el principal mercado internacional de la compañía aérea junto con Francia, aunque en el estado galo Flyr volará solo inicialmente a Niza. 

Según la aerolínea, su desarrollo "será en tres fases, durante las cuales expandirá gradualmente su oferta". Inicialmente, la firma se centrará en el mercado nacional noruego, volando a bajo coste entre ciudades del país escandinavo. Tras ello, entrará en "las rutas internacionales, siempre con una estrategia sostenible". 

Vacacional

Ese compromiso sostenible aleja --de momento-- a Flyr de experiencias como los vuelos transatlánticos de bajo coste, una operativa que exploró Norwegian Air Shuttle, llegando a abrir base en Barcelona, para acabar desmantelando entre problemas económicos. Su nueva rival se aparta de esa estrategia. 

Ejemplo de ello son sos propuestas de producción para invierno y verano. Operará hasta 132 vuelos domésticos los días de más demanda, los viernes. En cuanto a las conexiones europeas, entre las que se encuentran Barcelona, Málaga y Alicante, serán hasta 32 en temporada alta y un tope de 22 durante la campaña invernal. En otras palabras: Flyr volará 152 rutas al resto de Europa en verano, por solo 106 en invierno. 

Costes bajos

Esta red de rutas le permitirá un "uso eficiente" de las tripulaciones. Ello es crucial para "mantenerse competitiva". Lo hará la operadora utilizando "un máximo de dos grupos de tripulación al día", usando el segundo, el de la tarde, para recuperar los posibles retrasos acumulados durante la mañana. En cualquier caso, la estructura laboral --y salarial-- se mantendrá baja: tendrá 36 pilotos y TCP por avión, por 58 Norwegian o 66 SAS, por ejemplo. Todo en aras de la rentabilidad. 

Hay otros dos pilares. La aerolínea que comanda Tonje Wikstroem Frislid prevé congelar su flota para diferenciarse de otras rivales, "que reposan demasiado en el crecimiento del número de aviones, rutas y pasajeros transportados". Con un portafolio de una treintena de aviones se centrará en su mercado natural, Noruega, "donde se encuentran las rutas aéreas más sólidas de Europa". Desde esta peana se elevará Flyr hasta las capitales europeas, incluidos los tres destinos en España.