Menú Buscar
Sala de abajo del teatro Sala Beckett de Barcelona / SALA BECKETT

Los ERTE llegan al mundo de la cultura

Salas de teatro y compañías ya han presentado despidos temporales que afectan a la mayoría de su plantilla

6 min

Los despidos temporales debido al impacto económico del coronavirus se cuentan por miles, tanto en Cataluña como en el resto de España, y el mundo de la cultura tampoco se libra de ellos. Salas de teatro, productoras y compañías no han resistido el envite del cierre de salas que se va a prolongar, como mínimo, un mes.

A las empresas como Stage Enterteinment, productora de El rey león y Anastasia, y la promotora SOM, responsable de Billy Elliot o La jaula de las loca y gestora de cuatro teatros en Madrid (Nuevo Apolo, Rialto, Alcalá y Calderón) se le suman ahora las compañía catalana Focus, que además de gestionar el Teatro La Latina de la capital, es responsable de La Villarroel, el teatro Goya, el Condal y el Romea en Barcelona. Este grupo también es responsable de producción de obras como Jerusalem, La Gavina o El pare de la núvia.

Grandes teatros

Focus ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afecta a 330 trabajadores. La medida afecta al 100% de la jornada de los 30 trabajadores que se encargan directamente de la actividad de los teatros, y a la mitad de la jornada para el resto de personal.

El grupo asegura que los afectados cobraran la totalidad de su sueldo pese a verse afectados por estos despidos, ya que la empresa complementará la parte del salario que no cubra la Administración. Su gerente, Isabel Vidal, subraya que han tomado esta medida para poder asegurar que todos los empleados van a poder recuperar su empleo cuando se levante el estado de alarma y los teatros puedan volver a abrir con normalidad.

Fachada del Teatro Romea de Barcelona / WIKIPEDIA
Fachada del Teatro Romea de Barcelona / WIKIPEDIA

Salas pequeñas

Si el impacto económico del coronavirus afecta a las empresas grandes, las salas pequeñas también tiene sus dificultades. La sala Beckett ha aplicado un ERTE que afecta a sus 18 trabajadores. Una medida que es retroactiva al primer día que el Gobierno obligó a cerrar todas las salas de exhibición del país, ya que fue entonces cuando presentaron el expediente ante la consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat.

Los despidos temporales en la Beckett se aplican en la totalidad de la jornada de 17 de los 18 trabajadores. A la encargada de recepción se le aplica en el 75% de su jornada. Igual que ha prometido el grupo Focus a sus empleados, la empresa garantiza que sus trabajadores podrán cobrar durante este tiempo el 100% de su sueldo ya que la empresa le abonará el 30% restante.

Obras

En todo caso, las salas están viendo qué hacer no sólo con sus trabajadores, sino con las obras de teatro que tenían programadas. Algunas se han pospuesto sine die como el caso de ‘La morta’ de Pompeu Crehuet de Marc Crehuet. Otras dependen de las giras que ta tengan contratadas.

La también presidenta de la Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña (Adetca), Isabel Vidal, alerta que si la situación se alarga mucho en el tiempo hay empresas que no podrán seguir, especialmente, las más pequeñas, mientras algunas “seguirán y otras lo harán con más dificultades”.

Imagen de la presentación del nuevo show 'Messi10' de Cirque du Soleil / EFE
Imagen de la presentación del nuevo show 'Messi10' de Cirque du Soleil / EFE

Circo

Lo que puede parecer casi imposible se ha hecho evidente en una gran compañía internacional: el Cirque du Soleil. La empresa canadiense ha presentado un ERTE que afecta al 95% de su plantilla en todo el mundo. En total, son 4.697 empleados que se quedan sin trabajo de manera indefinida. Y se trata de una empresa de éxito internacional.

"Es el día más difícil en la historia del Cirque du Soleil Entertainment Group”, asegura el presidente y consejero delegado de la compañía circense, Daniel Lamarre, en un comunicado. “Lamentamos profundamente las drásticas medidas que se han tomado", concluye.

Sensibilización

Adetca insiste en la afectación de esta crisis al sector cultural, que a principios de marzo se manifestaba en Barcelona reclamando una mayor inversión en Cultura en los presupuestos que ha aprobado la Generalitat. Tras el impacto del coronavirus, Vidal tiene claro que será necesario “un nuevo plan de choque”.

La presidenta de la asociación aplaude el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona que se ha comprometido a destinar un millón de euros en subvenciones para el sector cultural. O el del Govern que se ha hecho lo propio y promete compensar el beneficio perdido durante el tiempo que dure el cierre de los teatros. Pero Vidal insiste que puede quedarse en nada y que hará falta una “gran campaña de sensibilización” para impulsar el consumo cultural una vez pase todo.

Destacadas en Business