Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de la sede del Banco de Sabadell en Barcelona / EUROPA PRESS

El ERE del Sabadell provocará el cierre de más de 300 oficinas

La entidad propone la clausura definitiva de 320 sucursales y la modernización de 172 en el marco del plan de ajuste para 1.900 trabajadores

3 min

En la segunda reunión por el expediente de regulación de empleo (ERE) de Banco Sabadell, la entidad ha ofrecido nuevos detalles a los trabajadores sobre el plan de ajuste. En concreto, el grupo prevé cerrar 320 oficinas de forma definitiva, aunque la compañía ha precisado que muchas conservarán sus cajeros.

Asimismo, ha informado de que transformará otras 172 sucursales en un modelo más "avanzado", pero que en ningún caso supondrá el cierre de estos establecimientos. De estas cifras, ya se habrían realizado 105 cierres en julio y 27 conversiones, por lo que se cerrarían 215 en los próximos meses y se reconfigurarían 145.

86% de los despidos en oficinas

En su conjunto, el ERE afectará a 1.900 trabajadores, aproximadamente el 12,5% de la plantilla. Según los primeros datos manejados por la entidad, el ajuste afectará a 1.634 personas de la red de oficinas, el 86% del total.

El resto de los despidos se concentrará en los centros corporativos y servicios centrales, si bien la afectación final dependerá de los resultados de la mesa negociadora.

Plan estratégico

El pasado 2 de septiembre, el Sabadell propuso este procedimiento colectivo en el marco del plan estratégico 2021-2023 para abaratar los costes operativos de la compañía. La entidad justifica la aplicación del ERE en las caídas del margen y de la rentabilidad sobre fondos propios (ROE), que a cierre de junio era del 3%.

El grupo presidida por Josep Oliu especificó que aplicaba este instrumento por causas económicas y, además, aseguró que incluiría un mecanismo social con medidas de prejubilación, bajas incentivadas y un plan de recolocaciones.

Rechazo de los sindicatos

Los sindicatos han valorado negativamente la reestructuración emprendida por Banco Sabadell. En un comunicado, UGT ha valorado negativamente la reestructuración emprendida: "Rechazamos con la máxima rotundidad que ésta sea la moneda con la que la entidad paga a unos trabajadores que han sido esenciales durante la pandemia".

"Además, consideramos del todo incompatible el anuncio del ERE con las últimas noticias relacionadas con la entidad, con sus resultados y las contrataciones de cerca de 200 nuevos gestores para su red de oficinas", concluye el texto. Por su parte, CCOO ha rechazado "todas las explicaciones dadas" y afirma que debe estudiar el informe técnico para contrastar la información y realizar "contrapropuestas".