Menú Buscar
La ministra de Industria, Reyes Maroto (d), y la consejera de Empresa, Àngels Chacón (i), en un encuentro que tuvo lugar en julio en el que también se abordaron las elecciones a las cámaras de comercio / EFE

Las elecciones a las cámaras de comercio, otro foco de inseguridad jurídica en Cataluña

El empresariado catalán carga contra la falta de garantías en la autentificación del voto en remoto y ultima un aluvión de impugnaciones a los comicios de mayo

09.04.2019 00:00 h.
7 min

Las elecciones a las 13 cámaras de comercio de Cataluña se han convertido en un nuevo foco de inseguridad jurídica en el territorio. La consejería de Empresa y Conocimiento, liderada por Àngels Chacón (PDeCAT), ha dado luz verde a que un simple certificado digital sirva para votar de forma remota en los comicios y ha generado un terremoto que desde el propio Gobierno catalán admiten que acabará en los tribunales.

De hecho, los propios empresarios ultiman un aluvión de impugnaciones contra el sistema de participación electrónica de los comicios que tendrán lugar entre el 2 y el 8 de mayo. ¿Qué falla en este proceso? Básicamente, que la plataforma de votación que ha diseñado Scytl solo prevé la identificación de la persona que quiere participar en los comicios, no la autentificación de su identidad.

Va en contra, según los críticos, de la “identificación plena y fehaciente del elector” y la “autentificación robusta” que se definen en el decreto ley que la Generalitat publicó en julio y que marcaba las reglas de juego de las elecciones empresariales.

Ministerio de Industria

También dejaría en el aire el requisito de “garantizar que el sistema a implantar permita la verificación de la identidad del votante” que se incluye en la orden que el Ministerio de Industria publicó el pasado 15 de marzo. En ella, se admite que “no hay forma de comprobar que realmente la persona que hace uso del equipo informático para votar sea la titular del derecho al voto” y propone que cada elector disponga de unas “señas de identidad electorales que se salvaguarden, con carácter secreto”, además de permitir la “identificación del sentido de su voto y sus datos personales”.

El departamento dirigido por Reyes Maroto incluso proponía que esto se hiciera mediante tarjetas de identidad, números PIN o sistemas de bio-identificación como las huellas dactilares, entre otras. Con todo, Chacón afirmó ante el empresariado reunido en una sesión informativa que le había explicado “de forma personal” a la socialista su plan para las elecciones a las cámaras catalanas y no le había puesto ninguna pega.

Diferencias entre el voto presencial y remoto

El sistema sí que se propiciará el doble chequeo en el voto que se haga de forma presencial. Los electores entregarán sus credenciales para identificar que reconocerán su persona física o jurídica en una primera mesa y después de pasar este filtro se le entregará un sobre cerrado con un código de un solo uso, la autentificación. Será esta clave la que permitirá acceder a un ordenador y, con ella, votar.

En el proceso en remoto sólo se necesitará cualquier certificado digital de una empresa. Scytl no ha implementado la tecnología necesaria para la autentificación del votante por “demanda del cliente”, tal y como ha reconocido la propia compañía. Es decir, del Consejo General de Cámaras de Comercio de Cataluña y la Generalitat.

Papel del auditor

La consejería asegura que es el auditor el que ha recomendado evitar la doble identificación. El encargado de validar las elecciones empresariales en Cataluña es AGTIC Consulting, una empresa que fue elegida por el departamento de Empresa al fracasar su intento de adjudicar los servicios mediante una licitación pública.

Chacón convocó el concurso, pero lo declaró desierto por la falta de ofertas y abrió un proceso negociado en el que sólo participó esta compañía. Su representante, Raül Rabioent, ha defendido este lunes que se “reducen los riesgos de no disponibilidad de la plataforma por problemas en la segunda verificación”.

¿Delegación de voto?

El directivo mantuvo en varias ocasiones que usar un certificado digital es el sistema “más reconocido como identificación como votación telemática” y afirmó que “Scytl registra suficiente información para verificar irregularidades”. Como, por ejemplo, que gran cantidad de votos se emitan desde una misma IP, la identificación de un ordenador. Aunque dejó en el aire definir cómo se perseguirían.

No se trata de una cuestión menor, ya que el resultado de las elecciones camerales catalanas está ahora en manos de las gestorías que tienen en su haber gran cantidad de certificados electrónicos de sus clientes. ¿Se puede delegar, aunque sea de forma legal, el derecho al voto a estos intermediarios? La consejera Chacón eludió contestar a la pregunta que se le formuló en la sesión pública.

Campaña de Crous y Pimec

El papel que puedan ejercer estas compañías ha entrado en la campaña de las elecciones empresariales incluso antes de la polémica presentación del Govern. La candidatura independentista encabezada por Enric Crous y que cuenta con el apoyo de Pimec ha empezado a mandar formularios a sus electores con las instrucciones para “delegar el voto a tu gestor”. Además, han puesto en marcha un “equipo de operadores telefónicos para acompañarte in situ durante los días de la votación”. Todo ello, para recabar la mayoría de los apoyos.

Empresa y Conocimiento se ha quedado al margen de valorar estas actuaciones. Las elecciones camerales han tomado ahora el camino de los tribunales.