Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramon Tremosa, consejero catalán de Empresa y Conocimiento del Govern / EP

El rescate a DiR consume un 30% de la ayuda del Govern a la industria

Los 2,6 millones públicos al grupo deportivo copan casi un tercio de los fondos de la Generalitat para la reactivación industrial

3 min

El rescate de la Generalitat de Cataluña al Grupo DiR se ha comido casi un 30% --el 28,8%, exactamente-- de las ayudas del Govern a la reactivación industrial. Los préstamos a la compañía deportiva han consumido casi un tercio de la línea de nueve millones aprobada para sostener a las factorías durante la crisis económica derivada de la pandemia. 

Lo ha denunciado Lucas Ferro, diputado de Catalunya en Comú Podem en el Parlamento catalán. Ferro ha alertado de que la línea de crédito pública "son nueve millones de euros [como anunció el Govern], una tercera parte destinada a los gimnasios DiR". Según el diputado, "fallan cosas evidentes: la política de reactivación industrial no son ayudas a gimnasios. Y la política de ayudas no es inyectar 2,6 millones a DiR en mitad de una crisis del sector". 

Lluvia de críticas

La censura del electo de los comunes al rescate económico del Grupo DiR, que se centra en préstamos participativos desde Avançsa, hólding de la Generalitat de Cataluña, por valor de 2,6 millones de euros, no ha sido la única. 

Las redes sociales se han sublevado contra el sostén económico del Govern a la compañía. Muchos internautas han detectado vínculos que, según ellos, tiene DiR con el mundo de la antigua CiU

Préstamos a devolver

Sea como fuere, el auxilio financiero de la Generalitat a los gimnasios DiR es atribuible a la gestión del consejero catalán de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa (Junts). Desde su departamento defendieron ayer que la ayuda al grupo deportivo son préstamos que cuentan con avales y que la firma devolverá cuando recupere su actividad habitual. 

Precisamente, las líneas de crédito abiertas por Avançsa con DiR son para capitalizar el plan de viabilidad del grupo, muy tocado por las restricciones gubernativas para atajar el coronavirus, que han afectado a los gimnasios durante las tres olas anteriores de la enfermedad.