Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los trabajadores del Sindicato Mantero con una de las mascarillas / SINDICATO MANTERO BCN

Los 80.000 millones que se quedan fuera: el Covid-19 deja sin ingresos a los trabajadores en B

La economía sumergida se queda al margen de las ayudas del Gobierno y el Ejecutivo tendrá que vigilar el caso italiano

6 min

El impacto económico del coronavirus va a tener unas consecuencias históricas y, hasta ahora, jamás vistas. Los análisis de economistas se suceden y todos ellos coinciden en que las arcas públicas, de empresas y de hogares se van a resentir de manera abrupta.

En España se comprobó este jueves, con unos datos de afiliación llegando a niveles históricos a la baja que nunca antes se habían visto en un solo mes. Pero, detrás de estos datos se esconde otra realidad que también preocupa al Gobierno, las cientos de miles de personas que trabajan dentro de la economía sumergida.

El paro registra en marzo la mayor subida de su historia por el coronavirus / EP

Durante el año pasado, según datos del Consejo General de Economistas, el fraude fiscal alcanzó los 26.000 millones de euros y alrededor de 80.000 millones están al margen con la economía sumergida. Nuestro país dobla a potencias europeas como Alemania (12%) o Reino Unido (11,1%).

Sin ayudas

Desde Gestha recuerdan que “estamos entre 5 y 6 puntos por encima y eso supone 80.000 millones que no estamos recaudando pero que sí deberíamos hacerlo. Este diferencial tan elevado se corresponde con la economía sumergida y el fraude fiscal".

El parón económico se ha sucedido en todos los sectores. Y en la economía en B ha pasado lo mismo. El Ministerio de Trabajo, según los últimos datos registrados, estima que existe alrededor de un millón de personas que reciben su salario en mano sin tributar impuestos. Pero las consecuencias para estas personas son mucho peores ya que no existen ayudas contempladas para ellos.

José María Mollinedo, secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha), recalca que durante esta fase de confinamiento, “la economía sumergida se habrá contenido en parecida proporción a como se ha contenido la economía en su conjunto”. 

El Gobierno, de momento, no ha contemplado ninguna ayuda para aquellas personas que se encuentran en esta situación y tan solo existe el subsidio de 430 euros para quienes se quedan en paro durante el estado de alarma. Por tanto, los que estén en situación irregular no tendrán derecho al cobro de ninguna prestación salvo que estuvieran cobrando la renta mínima.

De hecho, los sindicatos califican insuficientes las medidas del Ejecutivo porque dejan fuera a la economía sumergida, y ha expresado la necesidad de negociar los permisos retribuidos extraordinarios con la patronal "desde una perspectiva general".

Drogas, tabaco o sector primario

Este millón de personas que se mueven bajo la economía legal suelen encontrarse principalmente en sectores muy concretos. “Tal vez en las actividades ilegales como el tráfico de drogas, la prostitución, el contrabando de tabaco y juego ilegal que sus componentes forman parte del PIB desde septiembre de 2014”, señala el portavoz de Gestha.

A su vez, recuerdan que el sector primario también concentra “la mayor contratación irregular en esta crisis”. Un sector que ya ha alertado de la falta de mano de obra para recoger la fruta de hueso durante los meses de primavera y verano.

Ayudas de los ayuntamientos

Para paliar los efectos económicos, los ayuntamientos han empezado a trabajar. Fuentes del consistorio de Girona indican que se ofrecen ayudas económicas desde 20 a 50 euros en función del número de personas que hay en la familia para complementar la alimentación que se les entrega con productos frescos. 

Por otra parte, el ayuntamiento también tramita ayudas de mayor importe, pero las mismas fuentes alegan que son “más lentas” y pueden tardar un mes en que se concedan. A su vez, recuerdan que los suministros de luz y gas están asegurados por el nuevo decreto ley del Gobierno.

Las entidades financieras también quieren poner su grano de arena para aquellas personas sin recursos como los trabajadores en B. Caixabank y Bankia han llegado a un acuerdo con diversas instituciones públicas para ofrecer tarjetas monedero con saldos de hasta 50 euros para hacer compras en los supermercados.

Saqueos del sur de Italia

El confinamiento en Italia se extiende ya casi un mes y las tensiones económicas de muchas personas empiezan a emerger. En el sur del país se han producido los primeros saqueos en supermercados porque gran parte de los trabajadores --pertenecientes a la economía sumergida-- no tienen dinero para poder comprar alimentos de primera necesidad.

“Existe un potencial peligro de revueltas y rebeliones, espontáneas y organizadas, sobre todo en el sur de Italia, donde la economía sumergida y la capilar presencia de la criminalidad organizada son dos de los principales factores de riesgo”, dijo la ministra del Interior italiana, Luciana Lamorgese.

Destacadas en Business