Menú Buscar
Imagen del Esmo 2019, el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica en Barcelona en octubre / CG

Tres congresos salvaron el turismo de Barcelona en octubre

La ocupación hotelera se redujo un 2% por el efecto de los disturbios, pero aguantaron los ingresos por las ferias médicas que había programadas

4 min

Tres congresos médicos salvaron el turismo de Barcelona en octubre, cuando la ciudad agonizó durante semanas por los disturbios en la calle tras la sentencia del procés. La ocupación hotelera se redujo un 1,9% comparada con el mismo mes de 2018, aunque aguantaron el precio medio y la rentabilidad gracias a que había ferias médicas programadas, que se pudieron celebrar pese a las algaradas en la calle.

Esta es la conclusión de la consultora STR con los datos de cierre del mes de octubre, a los que ha accedido este medio. La firma de análisis hotelero señala que la ocupación en los establecimientos turísticos ciudad condal alcanzó el 83,39% el pasado mes. La cifra significa una caída del 1,96% con respecto a los mismos 30 días de 2018. Por contra, la tarifa media por día de los alojamientos de la capital catalana alcanzó los 155,88 euros, un incremento del 9,08%. Los ingresos por habitación disponible (RevPar) llegaron a 129,99 euros, un avance interanual del 6,94% pese al escenario complejo en las calles del destino.

Congresos al rescate la ciudad

En opinión de la firma de analítica, la ciudad consiguió mantener el tipo en turismo durante el mes más duro de incidentes en la calle gracias a los congresos. Encuentros como el Esmo 2019 --Sociedad Europea de Medicina Oncológica--, que atrajo a 30.000 congresistas; el EANM, de la Asociación Europea de Medicina Nuclear, con 6.200 sanitarios e investigadores y la Ueg Week 24/7, de la Unión Europea de Gastroenterología, con 14.000 asistentes, aportaron visitantes y, además, de alto valor: pagaron altas tarifas por sus habitaciones. 

Compara STR esta situación con las turbulencias en el sector hotelero que provocó el desafío independentista de 2017, en ocasión del referéndum ilegal de secesión y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI) frustrada. En aquella ocasión, recuerda la consultora, los ingresos por habitación disponible cayeron hasta un 27% en diciembre. El RevPAR, indicador homologable de rendimiento hotelero, descendió en los 11 de los 12 meses siguientes a la consulta ilegal y DUI fallida. La inestabilidad se cebó entonces con los hoteles de lujo.

El ayuntamiento detecta crecimiento

Los datos de ocupación hotelera para el mes de octubre en Barcelona coinciden con la percepción del Ejecutivo local. Xavier Marcé, concejal de Turismo, señaló ayer que la ciudad "se encuentra en cifras positivas" tras un octubre de movilizaciones independentistas, muchas de ellas violentas. El edil socialista admitió que los enfrentamientos callejeros de los CDR y el Tsunami podrían haber lastrado el crecimiento, pero que el sector alojativo barcelonés continúa avanzando pese a la zozobra política y social.

Presentó esta información Marcé (PSC) durante la presentación de la campaña para revivir la imagen turística de Barcelona. La iniciativa de marketing parte del ayuntamiento, la Generalitat de Cataluña, Barcelona Turisme y Barcelona Oberta, la principal asociación de comerciantes. La acción promocional se dirige a visitantes internacionales y al cliente nacional, un segmento muy tocado por las movilizaciones violentas independentistas. Llega el esfuerzo común tras caídas de facturación en el comercio y la restauración.