La Baguetina Catalana quiebra y cierra

La cadena ha cambiado tres veces los rótulos de sus tiendas extendidas por toda Barcelona, pero las pérdidas han continuado

Imagen de uno de los establecimientos de La Baguetina Catalana / FB
29.10.2018 00:00 h.
3 min

La red de cafeterías La Baguetina Catalana concluye su vida empresarial. La compañía ha instado un concurso de acreedores ante el Juzgado Mercantil número 8 de Barcelona. A la vez, de forma paralela, ha entrado en liquidación.

El activo queda reducido a 180.000 euros, frente a un pasivo de 1,5 millones. De esta última cifra, 1,1 millones corresponden a deudas con Hacienda.

La empresa registra pérdidas de forma consecutiva desde 2009, por un importe total de 1,1 millones. De la liquidación se encarga Florencio Montoya Pérez, su anterior administrador.

Otro batacazo

No es el único percance que afecta a este grupo de restauración. En el Juzgado Mercantil número 9 ha entrado el concurso de acreedores de Bonmon 2000, que también está en proceso de liquidación, a cargo de Felipe Juan Montoya Pérez.

Una y otra entidad se dedicaban a gestionar el grueso de los locales la desaparecida cadena La Baguetina Catalana, especializada en la venta de bocadillos. Ésta llegó a contar con una treintena de establecimientos, algunos de ellos en las mejores calles de Barcelona. Su tienda más relevante estaba en paseo de Gràcia.

Nuevos pelajes

Hace tres años, la red experimentó un cambio de cara. Sustituyó los rótulos de La Baguetina Catalana por The Original Bakery’s y pasó a vender café y pastelitos.

En 2016, nueva mutación. Adoptó la marca Le Gourmet Delicate's Coffe & Tea, y se transformó en tiendas abiertas las 24 horas del día o con horarios muy amplios, y siempre aprovechando la manga ancha del Ayuntamiento de Barcelona con las terrazas, en especial en las zonas más turísticas.

Mala reputación

La empresa tiene en su haber un curioso récord: el de ser la cadena de establecimientos de alimentación con peores recomendaciones en los portales de internet especializados. Las quejas se centran sobre todo en la ínfima calidad de la comida y los precios excesivos.

La Baguetina Catalana fue fundada por los cuatro hermanos Montoya Pérez a comienzos de los años noventa.

¿Quiere hacer un comentario?