Menú Buscar
Escribir una carta de presentación para un trabajo

Cómo hacer una carta de presentación para conseguir un trabajo

Este documento es cada vez más importante adjuntarlo con el Curriculum Vitae a la hora de conseguir un empleo

17.10.2018 17:30 h.
8 min

La búsqueda de trabajo se ha perfeccionado y complicado mucho tras la crisis económica de la que aún estamos saliendo. Cada vez es más complicado pasar favorablemente una entrevista laboral y competir de forma equitativa en el mercado de empleo. El aumento de la formación, de la experiencia previa requerida y la disminución de las oportunidades han inclinado la balanza negativamente, complicando mucho el éxito.

Por ello resulta importantísimo, si no esencial, conseguir diferenciarse del resto de candidatos como sea posible. Y en ello una carta de presentación puede jugar un papel definitivo. Las empresas con procesos de contratación abiertos reciben al día cientos de peticiones para ocupar nuevos puestos de trabajo en sus filas. Y para los responsables de tomar esta decisión, los candidatos son solo datos sin rostro expuestos en un currículum. ¿Cómo escapar del anonimato y destacar a ojos de los cazatalentos?

En un mercado laboral altamente competitivo como el que vivimos, las fórmulas creativas para individualizarse en estos procesos tan concurridos han aumentado considerablemente. Currículums Vitae con formatos novedosos e ingeniosos, e-mails de motivación para probar nuestro interés y cartas de presentación con las que destacar están a la orden del día. Y razón no falta para ello, porque su eficacia puede marcar la diferencia a la hora de conseguir un nuevo trabajo.

¿Qué es una carta de presentación?

Esta carta de presentación es la mejor forma que existe hoy en día para darse a conocer a una empresa en la que se tiene interés en trabajar. Es similar a un currículum, con la diferencia de que en ella puedes adoptar un tono más personal y dirigir directamente tu interés y tus esfuerzos al puesto que aspiras a ocupar. En resumen, se trata de una redacción que incluye todos los logros y experiencia de tu currículum vitae, pero plasmado de una forma más cercana e identificable para conseguir crear una conexión con el receptor.

Este documento suele ser optativo, a excepción de que la oferta de trabajo señale expresamente su obligatoriedad. En ningún momento sustituye al currículum, sino que lo acompaña e incluso completa, especificando más a fondo las habilidades, conocimientos y experiencia que te hacen apto para el trabajo y que podrías aportar a ese puesto; e incluso la motivación y razones que tienes para perseguirlo. El objetivo es probar al receptor que eres, sin lugar a dudas, el candidato idóneo para desarrollar el empleo.

Para atraer la atención de la compañía hacia tu currículum y conseguir una entrevista laboral​, esta carta de presentación debe estar correctamente redactada. Es importante conocer las estructuras claras que componen este escrito, lo que el departamento de recursos humanos espera y quiere leer, cómo causar una buena impresión y cómo aumentar tus posibilidades de pasar la selección de nuevos empleados.

Un hombre hace una carta de presentación

Un hombre hace una carta de presentación

¿Cómo hacer una carta de presentación?

Existen dos motivos concretos por los que podemos enviar una carta de presentación. En el caso de autocandidatura, cuando no hay una oferta de trabajo al público pero quieres que te tengan en cuenta en futuras oportunidades; y en el proceso de una oportunidad laboral. Sea como fuere, en todo caso debe presentar siempre el nombre y apellidos del candidato, así como el de la empresa para que no parezca un envío impersonal y masivo a diferentes compañías.

Estructura

En cuanto a la estructura de una carta de presentación, es importante comenzar siempre explicando de forma breve y concisa el motivo por el que se escribe esta carta. A continuación hay que proseguir con las cualidades y capacidades que nos diferencian y que podríamos aportar a determinado puesto de trabajo.

Una carta de presentación no tiene que ser demasiado extensa o podríamos perder la atención del destinatario. Al contrario, cuanto más vayamos al grano y más rápido expliquemos todo, mejor será para todo el mundo. Por ello, es importante terminar con una petición a la compañía para que nos acepten entre sus empleados y despedirse cordialmente.

La existencia de una estructura motivación-cualidades-petición de empleo-despedida es algo que merece la pena respetar. Porque los cazatalentos ya están acostumbrados al formato y son capaces de escanear más rápidamente la información de una sola pasada. Sin embargo, si variamos el orden de los datos, los destinatarios podrían obviar información importante al leer en diagonal y nosotros perder la oportunidad laboral.

Aspectos formales

Una carta de presentación no es una postal a un amigo o un currículum detallado y esquemático. Es importante cuidar todos los detalles al milímetro, para demostrar que se es una persona interesada y perfeccionista. Por ello, recomendamos utilizar el mismo formato en toda la documentación que entregues, tanto en tamaño como en material del papel. No hay que extenderse en exceso ni utilizar frases largas o elaboradas.

 Al contrario, es esencial cuidar la ortografía, la redacción y la repetición de palabras. Un buen recurso es utilizar sinónimos, para denotar nuestra versatilidad y capacidad de adaptación. Hay que tener siempre en mente que esta carta es en realidad un eslogan para vendernos a nosotros mismos. Por ello hay que tratar siempre de mantener una actitud positiva que atraiga a las personas responsables de la selección laboral.

Parece una tarea complicada, pero siempre podemos recurrir a los miles de ejemplos que existen en internet, adecuándolos a nuestra situación personal para hacerlos más propios y darles nuestro sello de identidad diferenciador. Vía online podemos adquirir cualquier modelo de carta de presentación que necesitemos, sin importar el idioma, el tono formal o informal; o la índole de la empresa en cuestión.

Por supuesto, cualquiera puede innovar y sacar los pies del tiesto para crear una carta de presentación creativa y sorprendente que no pase desapercibida para el contratante. Pero esto depende encarecidamente del carácter de la empresa: no es lo mismo un banco que una agencia de publicidad. Si quieres jugar sobre seguro, demostrar tu interés, separarte de la mayoría de candidatos y no jugártela a una carta muy arriesgada, lo mejor es optar por buscar ejemplos en internet.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información