Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un edificio de la Inmobiliaria Colonial / COLONIAL

Colonial dispara sus beneficios un 32% por la subida del alquiler de las oficinas

El creciente interés por los espacios de trabajo de alta gama impulsa el crecimiento de la compañía inmobiliaria

3 min

Colonial ha incrementado en un 32% sus beneficios en el primer trimestre de 2022, con unas ganancias de 28 millones de euros, principalmente por la subida de los alquileres de las oficinas de alta gama. La facturación también se ha elevado, pero a un ritmo inferior del 4%, con unos ingresos por rentas que han ascendido hasta los 82 millones de euros.

En la presentación de los resultados de la inmobiliaria, su consejero delegado, Pere Viñolas, ha atribuido esta mejor evolución de los beneficios a una subida de las rentas en los activos que ya estaban en cartera. También a la reducción de gastos financieros y a una “polarización entre activos que ofrecen calidad y los edificios que no tienen estas características”.

Los edificios más buscados

“Nuestra apuesta ha sido ir a edificios de primer nivel, con eficiencia y flexibilidad”, ha asegurado Viñolas. El también vicepresidente de la empresa ha indicado que el encarecimiento de estos activos va más allá de la seguridad que buscan los inversores por la guerra y la incertidumbre económica.

“Es solo un factor”, ha dicho Viñolas, que ha apuntado a la pandemia y a los “cambios sociales” como causantes de un mayor interés por las oficinas que permitan una mayor captación de talento y productividad. “Es más profundo que la situación producida por el tema de la tensión geopolítica, son cambios sociales que han obligado a las empresas a posicionarse y de esto hemos salido beneficiados”, ha explicado.

Ralentización de la construcción

En ese sentido, el consejero delegado ha insistido en que la guerra “no tiene un impacto relevante” en los costes de la compañía a pesar del incremento de precios de los materiales constructivos, ya que solo un 10% de su cartera depende de los proyectos en desarrollo. Ha destacado que la exposición a este riesgo es mínima, pues la mayoría de sus edificios están acabando o “en fases muy avanzadas de desarrollo”.

Viñolas, que ha excusado la asistencia del presidente Juan José Bruguera por estar reunido en Madrid con la delegación catarí --primer inversor de la inmobiliaria--, ha recordado las grandes operaciones de su firma en los últimos años, como el alquiler de la sede de Naturgy o la apertura de la nueva sede de Goldman Sachs en París. Un mercado, el francés, que ha dado recientemente más alegrías a la firma, como la adquisición del 16,6% adicional de la Société Foncière Lyonnaise.