Menú Buscar
El presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell, con el presidente del Govern, Quim Torra / EFE

Canadell carga de nuevo contra el Gobierno y le reclama ayudas

La Cámara de Comercio de Barcelona exige al Estado asumir una fracción de los salarios de las empresas y una menor presión fiscal

3 min

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, vuelve a cargar contra el Gobierno en plena crisis del coronavirus SARS-CoV-2 mientras le requiere dinero para que las empresas puedan pagar parte de los sueldos de sus trabajadores.

La entidad señala que las medidas aprobadas por España para mitigar el impacto de la pandemia en la economía son "insuficientes" al compararlas con Alemania, Francia, Bélgica, Dinamarca o Reino Unido

Pago de salarios

Canadell invita al Ejecutivo a que tome ejemplo de esos países que han asumido una fracción de los salarios de las empresas para evitar el cierre o endeudamiento excesivo de éstas."Consideramos que el Gobierno central tendría que estudiar esta alternativa y cuantificar el impacto económico de esta medida", asegura.

El ente plantea estas quejas y reclamaciones en un documento enviado al Gobierno este lunes, cuando la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha detallado que se destinarán 1.100 millones de euros para el pago de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que se han registrado en Cataluña a consecuencia de la crisis del coronavirus. Una decisión que se suma, entre otras, a la que este fin de semana anunciaba el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que lidera Reyes Maroto sobre la inversión de 50 millones en las empresas afectadas por el impacto del virus. 

Impuestos

Asimismo vuelve a reclamar una menor presión fiscal para las empresas, sin hacer referencia a los impuestos que dependen de la Generalitat y que tampoco se han eliminado ni rebajado. Canadell defiende que Italia ha adoptado medidas "más flexibles y generosas" en cuanto al aplazamiento y la suspensión temporal de los impuestos.

Este punto sí coincide en cambio con las peticiones de Foment de Treball y Pimec, que, incluso antes del impacto del coronavirus SARS-CoV-2 requerían al Govern, que no al Estado, que no elevaran los impuestos a las empresas, tal y como estaba previsto en los presupuestos redactados por JxCat y ERC. En este sentido, y tras la afectación en España del virus, las patronales catalanas han reclamado rebajas fiscales o al menos su aplazamiento.

La Cámara valora también las medidas económicas adoptadas por la vía del gasto. Asevera que España tiene margen de actuación en esta materia, como en las ayudas a autónomos y pymes y en el pago de una fracción de los salarios de los trabajadores de las empresas.