C&A acumula pérdidas de 134 millones en España

La cadena de prendas de moda ha atravesado una dura etapa, pero el plan de transformación comienza a dar frutos

Una tienda C&A en un centro comercial / EFE
14.02.2018 00:00 h.
4 min

Los negocios de la firma de moda asequible C&A en España no han levantado cabeza, hasta ahora. Su cuenta de resultados entró en pérdidas​ en 2013. En ellas ha seguido anclada cinco años después. Durante este periodo ha acumulado un quebranto conjunto de 134 millones.

La casa ha vivido las circunstancias más complicadas desde que aterrizó por estos meridianos en 1983, pero parece que por fin empieza a ver la luz al final del túnel.

Cierre de tiendas

La primera parte de la pasada recesión la atravesó sin apenas despeinarse. Consiguió mantener en línea alcista tanto las ventas como los beneficios. Pero a partir de 2013, el rumbo se torció. Varias tiendas que hasta entonces había arrojado saneados excedentes entraron en números rojos, al compás de la mengua de poder adquisitivo de los consumidores. El desplome ha ocasionado un ajuste de los establecimientos que arrojan números rojos, acompañado de centenares de despidos. Las cifras son elocuentes.

Las 132 tiendas​ que tenía en funcionamiento un lustro atrás han quedado reducidas a poco más de un centenar. Las últimas que bajan la persiana son las dos de Valladolid. Una de ellas tenía previsto poner el candado el miércoles de la semana que viene, pero la dirección de la firma ha acordado adelantarlo a ayer martes. La otra lo hará en breve, antes de terminar febrero.

Caída de las ventas

Semejantes clausuras se han acabado reflejando, como es lógico, en el volumen de ventas. Desde que comenzó el declive la cadena se ha dejado por el camino un tercio de la facturación. A la vez, de los 2.335 empleados que había entonces, hoy sólo subsisten unos 2.000.

En el ejercicio 2017, C&A redujo su cifra de negocio de 370 a 361 millones de euros. Se trata del mismo nivel que tenía once años atrás. El resultado de explotación del pasado periodo aflora un déficit de 55 millones. Las pérdidas finales se disparan de 18,6 a 52,3 millones.

Recuperación

Estas son las magnitudes de la firma en el ejercicio 2016/2017, cerrado el pasado 28 de febrero. Fuentes del grupo confirman a Crónica Global la recuperación: “Entre 2016 y 2017 hemos aplicado un plan de transformación para volver cuanto antes a los beneficios. La dirección mundial del grupo analizó en detalle la situación de España y las pérdidas habidas. Concluyó valorando muy positivamente la continuidad en el país".

Sobre los resultados del año que ahora corre, los mismos portavoces destacan que “en los primeros meses del nuevo ejercicio la cuenta de resultados muestra una tendencia positiva. De hecho, este mes de febrero daremos por concluido el plan de transformación”.

Actas fiscales

En el intervalo 2011-2015, la empresa fue objeto de dos inspecciones de la Agencia Tributaria. Se saldaron con actas que suman 44,8 millones, incluidos los intereses. Dado que la filial ibérica no podía afrontar tal carga, su accionista suizo, el grupo Cofra, le inyectó 133,7 millones durante el año pasado.

C&A ha destinado parte de esos fondos a pagar las multas de Hacienda, pero ha presentado recurso ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Económico Administrativo. El resto, lo han dedicado a cubrir el agujero de sus cuentas, amén del fondo de maniobra negativo, que asciende a 58 millones.

¿Quiere hacer un comentario?