Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la sede de Iberdrola / EFE

La AN descarta la nulidad de actuaciones tras restituir a Iberdrola la condición de perjudicada

La Audiencia Nacional rechaza el recurso de la compañía al considerar que ya no tiene sentido

3 min

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha rechazado el recurso planteado por Iberdrola para que se declarase la nulidad de los actos procesales de la pieza 17 del Caso Tándem que tuvieron lugar entre el pasado 27 de mayo y el 25 de junio.

Este auto se ha dado a conocer después de que el pasado 15 de noviembre la propia Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional restituyera la condición de perjudicada a Iberdrola en el caso y obligara al juez Manuel García Castellón a investigar la falsificación del informe elaborado por el controller jefe de Iberdrola, José Antonio Del Olmo, en el que se acusa a la cúpula de Iberdrola de tener conocimiento de la contratación del excomisario José Manuel Villarejo.

Una vez restituida esa condición de perjudicada e imputado Del Olmo por falsificación de documentos, la Sala de la Audiencia considera que los derechos de Iberdrola ya han sido restituidos y que la nulidad de las actuaciones pedidas por la compañía ya no tiene sentido.

Citación de Galán y otros directivos

Entre las actuaciones que practicó el juez Manuel García Castellón entre el 27 de mayo y el 25 de junio se encuentra la citación de varios directivos de Iberdrola, entre los que se encuentra su presidente, Ignacio Sánchez Galán. Esos directivos y la filial Iberdrola Renovables están citados a declarar los próximos días 17,18 y 20 de enero.

Desde el pasado 15 de noviembre, tras el auto de la Sala, la defensa de Galán, que en diversas ocasiones se ha mostrado dispuesto a declarar, ha instado al juez a que practique diligencias para aclarar si el documento presentado por Del Olmo es una falsificación, como la empresa defiende. También ha instado al magistrado a tomar declaración al excontroller, que actualmente está imputado por cohecho (él fue el firmante de las facturas de Villarejo) y por falsedad documental. Además, ayer Iberdrola amplió la querella contra él al acusarlo de robo de documentación y revelación de secretos, delitos por los que ya ha sido condenado en el juzgado mercantil número 1 de Bilbao.