Menú Buscar
Los hermanos Antonio y Jorge Gallardo ante una sede de Almirall / FOTOMONTAJE CG

Los dueños de Almirall dan paso a la tercera generación

Los hermanos Antonio y Jorge Gallardo sitúan a sus hijos en las sociedades patrimoniales del grupo farmacéutico

3 min

Antonio y Jorge Gallardo Ballart, accionistas mayoritarios de Almirall, acaban de dar paso a sus respectivos hijos en la gestión de las sociedades de cartera que controlan los potentes laboratorios barceloneses y una larga lista de participaciones empresariales.

El candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, posa junto a su pareja, Susana Gallardo, en la entrada de los Premios Planeta / EFE
El concejal de Barcelona, Manuel Valls, posa junto a su pareja, Susana Gallardo, en la entrada de los Premios Planeta de 2018 / EFE

Según publica hoy el Boletín Oficial del Registro Mercantil, los tres hijos de cada uno de ellos han entrado a formar parte del consejo de administración de Corporción Genbad y de Corporación Zamap, la primera de ellas controlada por Antonio y la segunda por Jorge. En Genbad han ingresado como vocales Ana, Antonio y Susana Gallardo Torrededía, esta última esposa del ex primer ministro francés Manuel Valls. En el órgano de gobierno se mantiene el matrimonio formado por Antonio Gallardo y Teresa Torrededía.

Entramado societario

En Zamap, sociedad de Jorge Gallardo, ha ocurrido otro movimiento del mismo estilo. El matrimonio Jorge Gallardo-Ángeles Piqué, ha franqueado el paso a sus tres vástagos Jorge, Carlos e Irene Gallardo Piqué, que se incorporan al consejo como vocales.

Genbad y Zamap están situadas en la cima del entramado económico de la saga Gallardo. Entre ambas entidades dominan Grupo Corporativo Landon, compañía instrumental que gestiona todas las participaciones empresariales de la familia. De Landon dependen, entre otras firmas, los laboratorios Almirall.

Valoración en el parqué

El paquete de acciones de los hermanos en la industria farmaceútica, equivalente a casi el 60% de su capital, se valora a los precios de bolsa en 1.600 millones. Hace un par de semanas, se desprendieron de un lote del 6,3% por 167 millones.

Entrada al centro de producción de Almirall en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) en el que se han instalado placas solares / ALMIRALL
Entrada al centro de producción de Almirall en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) / ALMIRALL

En mayo de 2018, los Gallardo compraron a su socio Daniel Bravo Andreu el 8,45% de la compañía por 166 millones, con lo que el lote accionarial de Bravo se redujo la mínima expresión. Es decir, la misma suma que los Gallardo emplearon para adquirir los títulos de su consejero, la han recuperado hace apenas quince días, mediante el trasiego descrito.

Colocación en 2007

Antonio y Jorge Gallardo Ballart ya colocaron en bolsa el 27% de Almirall en 2007. Gracias a esta operación, se embolsaron de una tacada 460 millones. Daniel Bravo recibió otros 60 millones.

La venta de títulos tuvo un prolegómeno dorado. Antes del estreno bolsista, los gestores vaciaron la caja de la compañía y se repartieron un dividendo extraordinario de 420 millones. De ellos, 370 fueron para los Gallardo y 50, para Bravo.

Parte de estas entradas de capital lo han dedicado a adquirir títulos de hoteleras, alimentarias y tecnológicas, por medio de Grupo Corporativo Landon. Esta última posee un patrimonio neto superior a los 1.000 millones. Tiene fijado su domicilio en Madrid.