Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sistema de AllRead en plena identificación de un camión a partir de la matrícula / CEDIDA

AllRead, la startup que saca rédito del coronavirus

La empresa barcelonesa de inteligencia artificial encuentra en la pandemia el momento ideal para crecer

5 min

En plena crisis por el coronavirus, una startup barcelonesa especializada en algoritmos inteligentes quiere darle la vuelta a la situación y experimentar su mayor expansión comercial hasta la fecha. AllRead Machine Learning Technologies, que hace sistemas para trazar artículos en cadenas logísticas, aspira a ampliar su cartera de clientes de los 20 actuales a los 100 que se ha marcado como objetivo en 2021.

La tecnología de AllRead se basa en redes neuronales capaces de detectar y leer matrículas, códigos de barras y todo tipo de etiquetas identificativas de mercancías y vehículos. El Covid ha golpeado la economía y la movilidad internacional, pero para el sector logístico, factores como el auge de las compras por internet han sido un revulsivo.

Nativa del Covid

Esta pequeña empresa tecnológica tiene poco más de un año de vida, de modo que ha crecido ya inmersa en las transformaciones desencadenadas por el coronavirus. “Estamos en el lugar adecuado, en el momento adecuado”, resume Miguel Silva-Constenla, consejero delegado de la firma.

El cofundador de la startup puede presumir de haber cumplido los objetivos comerciales marcados para este año en plena pandemia. De hecho, la compañía ya ha tenido que ampliar el equipo: “Hemos contratado a desarrolladores comerciales, científicos, ingenieros en computación…”, señala el empresario.

Nueva aplicación

Una de las claves de la estrategia de AllRead para mantener el crecimiento de forma sostenida es el reciente lanzamiento de una aplicación que permite integrar el sistema de lectura de códigos en teléfonos inteligentes. Es decir, en vez de utilizar las cámaras de seguridad, que los algoritmos puedan procesar los datos a partir de la cámara de un móvil.

“Si los operarios del puerto de Barcelona quieren escanear los contenedores con su teléfono móvil, pueden hacerlo”, explica Silva-Constenla. Junto a empresas de transporte de mercancías como IAG Cargo, instituciones portuarias como las de Barcelona, Bilbao y Algeciras están entre sus principales clientes.

Tecnología computacional

La startup es en realidad una spin-off corporativa de una investigación de cinco años llevada a cabo por científicos del Centro de Visión por Computador de la Universidad Autónoma de Barcelona. Fue este instituto público el que desarrolló el sistema de inteligencia artificial, que ha ido evolucionando y que ahora se distribuye a empresas a través de licencias mensuales o anuales.

“Es un tech transfer puro y duro”, indica Silva-Constenla, que cree que “en España son necesarios los proyectos de este tipo”. Sobre todo por la falta de conexión generalizada entre la innovación y su desarrollo económico. “Las universidades hacen muchas investigaciones que luego no se aplican”, apunta.

Nuevos inversoress

Otro impulso para el crecimiento de la startup de Barcelona es la inversión de 700.000 euros que ha atraído en su última ronda de financiación hace dos meses. El principal inversor ha sido Global Omnium, una de las firmas que aparece en las escuchas de la operación Voloh ya que cuenta con David Madí como responsable en Cataluña a través de Aigües de València

También han inyectado capital varias family office de Barcelona e inversores business angel de Esade. Con este impulso, la dirección de la empresa asegura que será capaz de crecer. El reto actual es que su tecnología sea capaz de extraer información incluso de etiquetas más pequeñas, como las de la ITV que llevan los coches. Los responsables de la compañía mantienen que este será un gran paso adelante para su aplicación real. 

Destacadas en Business