Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta de accionistas de la compañía / EP

ACS se alía con GIP y Brookfield para quedarse con las autopistas de Atlantia

El grupo de construcción y concesiones trabaja con asesores externos para plantear una de las mayores operaciones del año

6 min

ACS ha confirmado que tiene sobre la mesa planes para hacerse con Atlantia, el gigante italiano de las concesiones, que comparte con el grupo español la propiedad de Abertis. La compañía que preside Florentino Pérez ha formalizado una alianza con los fondos GIP (accionista de Naturgy) y Brookfield para tratar de comprar la empresa italiana, cuyos negocios de concesiones de autopistas irían a parar al grupo español. 

En una nota de información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la empresa ha arrojado algo más de luz sobre la noticia que adelantaba poco antes del cierre de los mercados la agencia Bloomberg, según la cual ACS trabajaba con asesores externos para lanzar una oferta por Atlantia que superaría ampliamente los 15.000 millones de euros. 

Interesado en las autopistas

Según la citada comunicación, ACS está interesada en tomar el control de los negocios de autopistas de Atlantia, entre los que se incluye el 50% más una acción que posee de Abertis. 

Una de las autopistas que Atlantia controla en Italia / EP
Una de las autopistas que Atlantia controla en Italia / EP

No obstante, ACS asegura que en estos momentos no ha tomado una decisión al respecto.

Interés del pasado

La noticia, que sorprendió a los mercados europeos cuando restaba aproximadamente una hora para su cierre, provocó que las acciones de la empresa italiana se dispararan hasta un 9%. Finalmente, han cerrado con alzas en torno al 2,5%. Por su parte, en ACS se ha producido el efecto contrario, que ha llevado al valor a cerrar con una caída del 3,8%. 

El pasado año, el gigante español ya mostró interés en hacerse con la cartera de concesiones de Atlantia en Italia, que el Gobierno del país transalpino obligó a vender a la compañía como consecuencia de la tragedia del puente Morandi, acontecida en 2018.

Oferta frustrada

La empresa española presentó una oferta de aproximadamente 10.000 millones de euros pero fue bloqueada por el Ejecutivo que lidera Mario Draghi, que había ya articulado una opción alternativa con el apoyo de varios fondos especializados en infraestructuras.

El primer ministro italiano, Mario Draghi (dcha.), conversa con su homónimo español, Pedro Sánchez, con Barcelona al fondo / EP
El primer ministro italiano, Mario Draghi (dcha.), conversa con su homónimo español, Pedro Sánchez, con Barcelona al fondo / EP

La compañía ha declinado por ahora hacer comentarios acerca de la información.

Negociar con Benetton

El primer socio de Atlantia es la familia Benetton, que controla aproximadamente un tercio del capital, con lo que se antoja como una pieza clave en la operación. El camino más corto para lograr el control de la empresa italiana sería llegar a un acuerdo con el hólding de los empresarios italianos, aunque la citada información no descarta incluso que finalmente ACS decidiera ejecutar una operación hostil

Uno de los principales problemas que debería abordar el grupo español a la hora de adquirir Atlantia sería su abultado endeudamiento, en torno a 50.000 millones de euros, precisamente a raíz de la operación de compra de Abertis. 

Dramática caída a los infiernos

En su día, la concesionaria transalpina fue la primera en lanzar una oferta por la española que, meses después, se encontró con una competidora por parte de ACS. Un acuerdo postrero entre los dos potenciales compradores, a fin de evitar una guerra de opas que encareciera la operación, determinó que compartieran la adquisición, aunque Atlantia cuenta con una acción más, con lo que, al tiempo que consolida la totalidad de los resultados, también lo hace con la deuda. 

El viaducto Morandi de Génova, tras derrumbarse en agosto de 2018
El viaducto Morandi de Génova, tras derrumbarse en agosto de 2018

Para Atlantia todo cambió a mediados de agosto de 2018, cuando aconteció la tragedia del puente Morandi, un terrible accidente motivado por el hundimiento de un paso elevado que se encontraba en una de las concesiones de la compañía en Italia y que causó la muerte de 43 personas. El sobrecogedor suceso hundió la cotización de Atlantia y provocó la caída en desgracia de los Benetton en Italia, hasta el punto de que, tras varios meses de investigaciones, negociaciones y amenazas por parte del Gobierno italiano, éste terminó por obligarle a vender todas sus concesiones en el país.

Foco en concesiones

Por otro lado, tras la venta de la mayor parte de su división industrial, con Cobra a la cabeza, ACS no ha ocultado en ningún momento su interés por invertir parte de los cerca de 5.000 millones de euros ingresados con la operación en el sector de las concesiones. 

De hecho, Florentino Pérez aseguró públicamente que uno de los planes de la compañía pasaba por conformar un gran grupo internacional dedicado a este sector; poco después de esa manifestación, llegó la oferta por la cartera italiana de Atlantia, aunque la operación no se pudo concretar.