Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una operación de trasplante en el Vall d'Hebron

Vall d’Hebron trasplanta los pulmones a un bebé mediante paro cardíaco controlado del donante

Los órganos fueron extraídos de otro pequeño por el método de asistolia controlada por primera vez en España

4 min

El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha logrado un nuevo hito en la medicina española. Los médicos del centro han realizado, por primera vez en España, el trasplante pulmonar a un bebé menor de 24 meses mediante un paro cardíaco controlado del donante, otro bebé. Este procedimiento es muy poco habitual en Europa y ha permitido salvar al pequeño que se encontraba en fase terminal.

Lleïr, el bebé de menos de 24 meses que estaba en lista de espera hasta encontrar un donante de dos pulmones, nació con hipoplasia de las venas del órgano respiratorio. Esta malformación cardíaca, le provocó progresivamente el deterioro de la función pulmonar y era imprescindible realizar un trasplante con urgencia. La enfermedad llegó a estado terminal, hasta desarrollar insuficiencia respiratoria. No obstante, en esta ocasión, una donación altruista ha permitido salvar al pequeño.

Operación de alta complejidad

La técnica que los profesionales del centro hospitalario barcelonés han utilizado es muy poco habitual en Europa, la asistolia controlada, que se emplea, fundamentalmente, para la extracción de pacientes adultos. No obstante, el procedimiento es el mismo pero el donante debe ser similar a la edad, por el hecho que los pulmones de un bebé no son los mismos que los de un adulto.

Por ello, el donante entró en el quirófano todavía con vida y allí se le retiró todo el soporte vital hasta entrar el parada cardiaca para extraer los dos pulmones que fueron trasladados en avión a Barcelona. Una vez llegó el órgano se procedió a realizar el trasplante que ha salvado la vida a Lleïr. La doctora Laura Romero, cirujana que lo intervino, ha asegurado que la segunda operación fue más compleja “porque el bebé receptor tiene una cardiopatía congénita y para poder realizar el trasplante de ambos pulmones fue necesario remodelar el coro con la colaboración del equipo de cirugía cardíaca pediátrica”.

Nuevo campo de estudio

“Hay muy poca experiencia de donación en asistolia controlada con bebés. Esta es la primera vez en el Estado que se hace con un donante menor de 24 meses”, ha explicado la doctora Irene Bello, del servicio de cirugía torácica y trasplante pulmonar del Hospital Vall d’Hebron. Romero, además, asegura que este tipo de intervención se había explorado poco en al ámbito médico, y menos con bebés tan pequeños, porque “hay poco donante infantil” por lo que “esta intervención abre un nuevo campo”.

El camino más difícil fue el de superar las casi ocho horas de isquemia, es decir, la fase que transcurre entre que se interrumpe la circulación del órgano hasta que se restituye nuevamente en el corazón del receptor. Estos momentos son los más críticos y puede provocar, si no se realiza con agilidad, que el paciente tenga complicaciones tras el trasplante. No obstante, la primera intervención de estas características en España ha salido bien y el pequeño Lleïr se está recuperando rápidamente.