Menú Buscar
Imagen del exterior de la comisaría de Montcada i Reixac (Barcelona) / GOOGLE

Una comisaría de Barcelona, obligada a cerrar tras detectar a un menor ingresado con sarna

El sindicato USPAC ha señalado la irresponsabilidad de la DGAIA por no atender a estos migrantes en las diferentes comisarías

14.11.2018 19:39 h.
6 min

La comisaría de los Mossos d’Esquadra  de Montcada i Reixac en Barcelona ha cerrado temporalmente este miércoles al recibir a un MENA, menor extranjero no acompañado, que era portador de sarna. El sindicato independiente de los Mossos d’Esquadra USPAC ha tildado de irresponsable la actuación de la Dirección General de la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) ya que, según sostiene, no están atendiendo a estos menores en las diferentes comisarías. Este es el cuarto caso de esta enfermedad que se detecta en una comisaría en poco más de un mes. El joven se había escapado de un centro de menores y por ello fue trasladado a las dependencias policiales la pasada noche. 

A través de un comunicado, los agentes han afirmado que por motivos de "salubridad" la comisaría estará cerrada y han señalado que los usuarios se pueden dirigir a otra más cercana, la de Ripollet

Soluciones para los MENA

Además del toque de atención a esta entidad, USPAC ha cargado contra la Jefatura y la Dirección General de la Policía por “la pasividad por resolver un problema perpetuo”. La organización sindical ha reclamado que no utilicen este tema para hacer política y "afronten" este problema. 

Reclaman que se proporcione alojamiento para todos los MENA y hagan una previsión para futuras llegadas. Además exigen que se gestionen equipos de traslado suficientes con cobertura de 24 horas y educadores con disponibilidad para hacer frente a la situación de estos menores. Las Juntas locales de Seguridad son las encargadas de gestionar la llegada de estos jóvenes a los municipios. En ellas participa una representación de los Mossos d’Esquadra, que son los encargados de advertir a la DGAIA, dependiente de la Generalitat, de la presencia de MENA en las ciudades

Desborde de la Generalitat

Las quejas del sindicato policial que exigen poner solución a este problema se unen a las ya realizadas por el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet. La agresión sexual perpetrada por La Manada en el metro ponía de relieve la actuación del Govern ante los mena. Charik el Homrani consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat declaraba, sin embargo, que se trataba de un asunto de justicia y que por tanto no tenían competencias para actuar. 

Núria Parlon alcaldesa de la localidad insistió en que el Govern conocía la situación existente en Santa Coloma y pidió ayuda para "abordar de una manera global" la situación de estos jóvenes y menores no acompañados.  Para ello proponía una mayor presencia de agentes de los Mossos d’Esquadra en la localidad.

Manifestación contra las agresiones sexuales en Santa Coloma de Gramenet / TWITTER

Manifestación contra las agresiones sexuales en Santa Coloma de Gramenet / TWITTER

El diputado, sin embargo, hacía hincapié que sólo dos de los detenidos eran menores. Aún así, Homrani reconocía la situación de tensión que vive la administración ante este problema ya que gestiona la situación de 2.500 menores en el sistema de protección.Según datos del Ejecutivo otros 3.000 adolescentes sin hogar fijo llegaron a Cataluña en octubre. 

Nuevo caso de sarna

Este episodio no es la primera vez que sucede en nuestro país ni tampoco en Cataluña. Este último caso de sarna detectado en Montcada se produce después de que el domingo pasado se detectara otro tras la detención de los 15 jóvenes en Santa Coloma de Gramenet. En este caso los Mossos tuvieron que desinfectar los tres vehículos donde se habían trasladado los chicos y algunos de los calabozos de la sede policial en esta localidad.

Menores extranjeros duermen en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Ciutat Vella / SAP-FEPOL

Menores extranjeros duermen en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Ciutat Vella / SAP-FEPOL

El pasado 31 de octubre otro brote obligaba a cerrar la sala de espera de la comisaría de los Mossos en el barrio barcelones del Eixample. En este caso, el joven pasaba la noche en el edificio situado en la plaza de España con cuatro compañeros más. El primero de los casos se dio en la sede de los Mossos en Ciutat Vella el pasado 11 de octubre. Esta vez la presencia de un menor infectado también obligó a aislar y desinfectar la sala de espera donde dormía junto a otros seis compañeros.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información