Menú Buscar

Trump, Sánchez y el Amazonas y lo último de Boye

Guerra arancelaria entre las superpotencias planetarias mientras arde el Amazonas y Sánchez ofrece ayuda a Bolsonaro. Boye reprocha a Junqueras y los presos que se entregaran a la Audiencia

24.08.2019 09:42 h.
12 min

La guerra en Twitter. Trump desafía a Xi Jinping. Kárate a muerte con los aranceles. Los Estados Unidos y la China en el combate final del capitalismo. Las superpotencias planetarias se disputan la hegemonía mundial en una pelea comercial. El mandatario americano ha respondido a la subida de impuestos a los productos made in EEUU en China con una andanada de anuncios en la antedicha red social. Armado con un móvil, un refresco en lata y una hamburguesa, el presidente Zanahorio y el mandarín Jinping la han liado parda. El componente ridículo es notorio, como ocurre la mayoría de las grandes tragedias.

El asunto es portada en todos los diarios. "Trump ordena a las empresas de EEUU que salgan de China", avisa La Razón, "Trump llega al G-7 tras dinamitar las relaciones con China", dice El País. "Estados Unidos y China dinamitan el G-7 con su guerra comercial", apunta El Mundo, que reparte la dinamita y las culpas a diferencia del papel de Prisa. De la pieza de Emilio López Romero en el diario de Unedisa: "Un día antes del arranque del G7, la guerra comercial entre EEUU y China ha estallado. El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado este viernes dos subidas de aranceles a productos chinos en respuesta a los gravámenes que impuso hace unas horas Pekín a bienes de Estados Unidos. "A partir del 1 de octubre, los 250.000 MILLONES DE DÓLARES de bienes y productos procedentes de China, que actualmente están gravados con un 25%, estarán gravados con un 30%", dijo Trump en su cuenta de Twitter".

Sigue la pieza: ""Responderé a los aranceles chinos esta tarde. ¡Esta es una GRAN oportunidad para Estados Unidos!", sostuvo el mandatario en un mensaje divulgado en su cuenta personal de Twitter. En una cadena de tuits publicada pocas horas después de conocerse la decisión de Pekín, Trump acusó al gigante asiático de haber robado a su país "cientos de millones de dólares" mediante la apropiación indebida de propiedad intelectual y dijo que "ordena" a las empresas estadounidenses a evaluar una alternativa a producir en China".

La versión económica de la guerra mundial también tiene elementos morales y medioambientales. Así, el fuego en el Amazonas desata, al decir del mandatario brasilero Bolsonaro, el punto colonial de la vieja y descangallada Europa. Macron se ha puesto chulo, según pieza de El País que firman Silvia Ayuso y Álvaro Sánchez: "El pulso entre Brasil y Europa, con Francia a la cabeza, por los devastadores incendios en la Amazonia, se endurece. Horas después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, anunciara la inclusión de esta “crisis internacional” en la cumbre del G7 en Biarritz, París dio el viernes un paso más al anunciar que podría bloquear el acuerdo de Mercosur por las “mentiras” del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en materia de compromisos medioambientales. Irlanda se unió a la amenaza que, aunque no es unánime —España se ha desmarcado— constituye una advertencia que debería llegar alta y clara hasta Brasilia".

Portada de 'El País' del sábado 24 de agosto
Portada de 'El País' del sábado 24 de agosto

En el caso de España, el presidente en funciones ha llevado a cabo un movimiento entre apaciguador y estratégico y ofrece ayuda a los presidentes de Brasil, Argentina, Bolivia y Paraguay por los incendios de la Amazonia. De una despieza del mismo diario, "el presidente del Gobierno ha mantenido este viernes conversaciones telefónicas con los líderes brasileño, Jair Bolsonaro; boliviano, Evo Morales; paraguayo, Mario Abdo Benítez, y argentino, Mauricio Macri, para poner a disposición de esos países “medios materiales españoles que puedan contribuir a la extinción de los incendios”, según ha informado La Moncloa".

No se concreta más, pero ahí está el Gobierno, que lo mismo se pone de perfil en el Mediterráneo que de cara en la jungla amazónica, donde según la progresía internacional se juega el futuro del planeta y de las temperaturas. La "emergencia climática", que ha sustituido al más neutro "cambio climático", provoca extrañas alianzas y no estamos hablando de Bolsonaro y Sánchez, sino del ateísmo internacional y el Vaticano, según destaca El Diario, que entrevista al obispo Marcelo Sánchez Sorondo, licenciado en Teología y Filosofía y canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias y de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, argentino como el mismo Papa. El titular de la entrevista es el siguiente: ""Los hechos ya no se pueden negar y el camino lo está marcando la providencia". En la entradilla se da cuenta de la antedicha alianza: "Han pasado más de cuatro años desde 'Laudato si', la encíclica radicalmente ecologista del Papa Francisco que llevó a la intelectual y activista Naomi Klein a considerar al Vaticano como un aliado, también para los ateos, en la lucha contra el calentamiento global. Desde entonces, el Papa y su Academia Pontificia de las Ciencias no han dejado de trabajar contra el cataclismo medioambiental, llamando a los fieles a detener "el suicidio colectivo" y organizando cumbres periódicas con gerentes de multinacionales petroleras y políticos electos, responsables por acción o por omisión del desastre que se avecina".

El obispo comenta en la pieza, que firma Francisco de Zárate, que "lo ocurrido este verano en Europa ha sido terrible, y lo que está pasando en Groenlandia es terrible. Cada vez ocurre algo nuevo. Lo que está claro es que los que están cada vez más convencidos son los ciudadanos, incluso los estadounidenses, de modo que va a llegar un momento en que se lo exijan a los gobiernos. En Estados Unidos he visto un encuentro de los candidatos presidenciales del Partido Demócrata y, para todos ellos, el primer problema es el del clima. Esto va a depender mucho de quiénes sean los presidentes más importantes. Si tenemos la suerte de tener a presidentes que creen en lo que dice la ciencia, el cambio se hará más rápido. Para promover un cambio es evidente que hace falta un empuje. El Papa ha reunido también en la Academia a todos los directores ejecutivos de las petroleras. Todos ellos prometieron que iban a cambiar. Las promesas están".

Pues nos quedamos mucho más tranquilos.

Actualidad local del ombligo del mundo. El Nacional destaca la conferencia del letrado de Puigdemont Gonzalo Boye en la escuela indepe de verano, que reprocha a Junqueras y a los internos de Lledoners por el 1-O que comparecieran ante la Audiencia Nacional en vez de ante Puigdemont en Bruselas. Y ahí lo ha dejado ese gran crack de la abogacía y la estrategia pirulera. Es una información de Carlota Camps: ""Què passa si hi ha judici i ningú hi va? Això és el que hauríem d'haver fet". Amb aquesta contundència ha defensat l'advocat Gonzalo Boye que els presos haurien de ser tots a l'exili. "Hauríem tingut tantes batalles jurídiques com exiliats", ha afegit en la segona sessió del dia de l'Universitat Catalana d'Estiu (UCE) en la qual ha participat. Boye ha protagonitzat aquest divendres a la tarda una taula rodona amb la professora de drets humans a Ginebra i impulsora de la defensa dels presos i exiliats a l'ONU, Neus Torbisco-Casals, i el vicepresident de l'ANC, Josep Cruanyes".

Muy celebrada ha sido la comparación, por otra parte, de la profesora Torbisco-Casals, que interpreta que el derecho a la autodeterminación es como el derecho al cambio de sexo, de modo y efecto que al igual que una persona puede ser transexual una comunidad autónoma podría "esdevenir" estado. ¿O qué? Se explica perfectamente aquí mismo, en Crónica Global: "Uno se puede definir como mujer, como gay, como transexual, como lo que quiera, y entendemos que, en el mundo posmoderno, los demás no tienen derecho a negarme lo que yo diga. Aunque tenga una apariencia de mujer e incluso en mi carné de identidad tenga un nombre femenino", ha sostenido la académica.

Los medios subrayan además la caída en inscripciones para la Diada, en torno a un 25% en relación al año pasado. Solo unas 35.000 personas se han apuntado, por el momento, a la próxima "flash mob" de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). Este periódico anticipó hace unos días la falta de entusiasmo de la grey independentista, pero todo puede cambiar en cuestión de horas. Téngase en cuenta que para el potente aparato mediático del nacionalismo, cien mil independentistas equivalen a un millón de personas.

Hoy operan a Juan Carlos I, que ingresó anoche en la clínica y dijo que vería a los periodistas a la salida. Se alude en la prensa a que la intervención sería más compleja que lo avanzado por las fuentes de Zarzuela. La expresión "a corazón abierto" siempre impresiona.

Huelga en El Prat tras una jornada de caos en Rodalies. El final de las vacaciones está siendo de órdago.

En material futbolística sigue el culebrón de Neymar. El presidente del Barça hace todo lo posible porque el Paris Saint Germain no le venda al jugador mientras que el club francés se inventa el interés del Real Madrid por el díscolo delantero. El periodismo deportivo no sale de ese laberinto.  

24 de agosto, santoral: Bartolomé apóstol y Emilia de Vialar