Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los bomberos desplazados hasta Sant Feliu de Llobregat / BOMBERS

Tres días después, los bomberos aún trabajan en el incendio de la nave de Sant Feliu

Las 16 dotaciones desplegadas en el lugar deben hacer turnos por los vapores que emanan de los productos químicos

3 min

Tres días después, los bomberos de la Generalitat siguen con las labores de extinción del incendio desatado el pasado jueves en una nave industrial ubicada en Sant Feliu de Llobregat (Barcelona). Por suerte, la estructura de la industria no parece haberse visto afectada por las llamas.

Hasta 16 dotaciones del cuerpo trabajan en sofocar los puntos calientes que se mantienen en el sótano del edificio, mientras tratan de evacuar el medio metro de agua que se ha acumulado en el subterráneo mezclándose con productos químicos que se almacenaban en la zona.

Incendio controlado, pero no extinguido

Los bomberos desplazados hasta la nave de Sant Feliu aseguran que "el trabajo es muy complicado, ya que el acceso es difícil, hay agua, poca luz y vapores que emanan por la presencia de productos químicos, lo que obliga a que los bomberos deban trabajar en turnos rotatorios y no puedan acceder a los puntos calientes que hay en el subterráneo".

Las mismas fuentes han precisado que esos puntos "son pequeños" y no podrían "volver a reactivar el incendio", que está controlado pero no extinguido. Efectivos del Grupo de Estructuras Colapsadas de los Bomberos, por otro lado, han inspeccionado el edificio y han concluido que el fuego no ha afectado a la estabilidad de la nave.

Sin daños ambientales que lamentar

Los estudios realizados a partir de los niveles de calidad del aire registrados en los sensores de la Red de Vigilancia y Prevención de la Contaminación Atmosférica (Xvpca) de la Generalitat instalados en el municipio de Sant Feliu revelan que, a pesar del incendio, no se han rebasado los límites legales de polución en la zona.

El incendio se desató en una nave de la empresa Dallant situada en el polígono industrial El Pla de Sant Feliu, donde se fabrican productos para añadir olor y sabor a los alimentos de la compañía. El fuego, que comenzó por causas que se desconocen en un depósito de combustible, ha quemado unos tres mil metros cuadrados y generó una gran humareda visible desde municipios del sur del área metropolitana de Barcelona.

Destacadas en Vida