Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Zona de la trágica muerte en Sant Adrià de Besòs (Barcelona) / CG

La familia de un menor que se suicidó pide investigar si hubo 'bullying'

Los allegados de C. exigen que se determine si el joven de 15 años, que se quitó la vida en Sant Adrià el fin de semana, sufrió acoso escolar

5 min

La familia de un joven de 15 años que se quitó la vida en Sant Adrià de Besòs (Barcelona) el fin de semana pide investigar si el menor sufrió bullying. Los allegados de C.V., que se quitó la vida en la ciudad metropolitana el sábado, demandan que se determine si la víctima salía de un episodio reciente de acoso escolar. Los Mossos d'Esquadra, por su parte, solo confirman la tentativa consumada de suicidio

Lo ha verbalizado el entorno del joven hoy lunes, día de las exequias del adolescente, muy querido en el Besòs. El chico, estudiante de ciclo formativo en la Escuela del Trabajo de Barcelona, se precipitó al vacío la madrugada del viernes al sábado en la ciudad vecina de Barcelona. La urbe está en shock y los vecinos alertan de que sienten una mezcla de "consternación" y "rabia" por el trágico suceso

Posible 'bullying'

La indignación, que dejan claro tanto familiares como vecinos, se centraría en un posible --pues no está bajo investigación policial ni confirmada por el colegio-- episodio continuado de acoso escolar.  Allegados de C. advierten de que el estudiante estaba en la diana de otro alumno en la escuela Amor de Dios, un colegio concertado situado en Sant Adrià

C. acudía a este centro hasta el curso pasado. Allí completó la educación secundaria obligatoria. Ahora, se había matriculado en un ciclo formativo en la Escuela del Trabajo. Al menos dos fuentes distintas han explicado a este medio que el joven había sufrido bullying por parte de otro alumnos. Preguntados por la cuestión, Mossos d'Esquadra no ha confirmado el hecho, ni si se investiga, y la escuela religiosa no ha contestado a las preguntas de este medio. 

Trágico

C. falleció tras precipitarse al vacío en Sant Adrià la madrugada del sábado. Vecinos y familiares no se explican el óbito del joven, un chico "educado, vital y perfectamente integrado en España", pues se había establecido en el país desde hacía pocos años procedente de su Honduras natal. Los servicios de emergencia recibieron la alerta de madrugada, pero cuando acudieron al lugar no pudieron hacer nada para salvar la vida del menor. 

Residentes de la avenida de la Playa de Sant Adrià instan a Crónica Global a "escribirlo, que se sepa". Hablan de "problemas en el colegio de C." que se remontarían a la etapa en la que estudió en el Amor de Dios. Se muestran "indignados" y apelan a que "alguien reaccione" y "diga quién hacía la vida imposible" al finado. Lo único que se puede constatar es que C. escribió un mensaje de despedida en una red social y después se precipitó al vacío cuando sus padres estaban en casa. 

Consternación

Fuentes policiales no oficiales han planteado también la tesis de un presunto suicidio motivado por un episodio pasado de acoso escolar, algo que, por ahora, no está confirmado. La actuación de los agentes se cerrará en breve salvo que aparezcan nuevos indicios de conducta reprochable, como testigos de la presunta intimidación, informan los mismos interlocutores. 

Si la hipótesis del bullying se abriera paso, se agregaría a los casos sí denunciados oficialmente ante los Mossos d'Esquadra. La policía autonómica contó 189 episodios en 2020. La mayoría de supuestos casos los perpetraron menores de entre 13 y 15 años, y el 40% se saldaron con lesiones leves y amenazas. Mientras, y como avanzó este medio, el protocolo contra el acoso aprobado por la Generalitat de Cataluña ha encallado por falta de presupuesto.