Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Camiones de transportistas circulan por una autopista catalana Transporte / EUROPA PRESS

La subida del precio del carburante enfrenta a los transportistas por el paro del 14 de marzo

El Comité Nacional del Transporte por Carretera se desmarca de la iniciativa convocada por la Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional

7 min

Los efectos de la guerra de Ucrania empiezan a hacerse notar también en España, donde el precio del carburante ha roto la barrera de los dos euros por litro, agravando una subida frenética de un 36% en tan solo un año. 

La crítica situación ha hecho estallar a los transportistas. La Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional ha convocado un paro nacional indefinido el próximo lunes 14 de marzo con la intención de provocar un desabastecimiento general. Pero el llamamiento ha dividido al sector, dado que la mayor parte de confederaciones y asociaciones de transportistas no ven con buenos ojos este desafío al Gobierno tan solo tres meses después de haber alcanzado un acuerdo. 

Defienden el decreto ley

Desde la Asociación de Transportistas Agrupados Condal (ASTAC Condal), Evaristo Magaña, presidente de la entidad, avanza que no secundarán el paro. No lo harán, explica, porque hace apenas unos días, el 2 de marzo, se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el real decreto ley que recoge el acuerdo al que se comprometió el Gobierno con las principales asociaciones del Comité Nacional del Transporte por Carretera en diciembre de 2021 y que recoge todas las medidas acordadas con la patronal. Este hecho, precisamente, hizo que se desconvocara un paro previsto durante la semana de Navidad

“¿Hay motivos para ir a un paro? Pues sí. Pero ya convocamos uno en diciembre, y fruto de esa presión conseguimos que se aprobara el decreto ley, que esperamos que se cumpla”, incide Magaña. El presidente de ASTAC Condal explica que la mayoría de los puntos que solicita la plataforma que convoca el paro del próximo lunes ya están recogidos en ese acuerdo. “Nuestra obligación ahora es luchar para que se cumpla ese documento”, insiste. 

No secundarán el paro

Lo que sí que han hecho, explican desde ASTAC Condal, es solicitar una reunión con Pedro Sánchez para trasladarle su preocupación por “el incremento constante y desorbitado del carburante, que nos está asfixiando”, insisten. La subida de un 36% en tan solo un año lastra a un sector atomizado, con tiempos de cobro largos, golpeado por la renovación de flotas y por la presión de las Zonas de Bajas Emisiones. No obstante, incide Magaña, “esperamos que con el decreto se solventen todas estas cosas”. 

Una mujer pone gasolina a su vehículo en una gasolinera / EUROPA PRESS
Una mujer pone gasolina a su vehículo en una gasolinera / EUROPA PRESS

La asociación insiste en que, más allá de la propia plataforma convocante –a la que acusan de haberse ausentado de las negociaciones desde la crisis de 2008-- el paro no tendrá apenas impacto en el sector. “No me consta que las organizaciones de Cataluña vayan a secundar este paro más allá de la propia plataforma. Todos estamos de acuerdo en cumplir el decreto, que no es una panacea pero nos da herramientas para no perder nivel adquisitivo con respecto a la subida desorbitada de los precios de los carburantes”. En la misma línea, L’ Associació General de Transportistes Autònoms i Pimes de Catalunya (AGTC), confirma que tampoco secundará el paro. Se suma a otras asociaciones pertenecientes al Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) como FENADISMER o CETM, que considera que “no es el momento” de parar. 

La plataforma ataca a las asociaciones

Ante la respuesta de estas entidades, Manuel Hernández, presidente de la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera, responde que “no es extraño que las asociaciones hayan dicho que no lo secundarán”. Según Hernández, las asociaciones provinciales son fruto de un Comité Nacional de Transporte que les fue impuesto y que, entre ellas, intentan capitalizar la representación del sector. 

El presidente de la plataforma convocante acusa a las asociaciones de estar presididas por cargadores, “los que nos contratan a los transportistas de a pie, a los camioneros de verdad” y de ser culpables de la delicada situación que atraviesa el sector. “No nos apoyan porque han cogido miedo a que esto tenga éxito, porque perderían la poca credibilidad que les queda, y eso que los gobiernos les otorgan muchos privilegios para mantenerlos en la palestra. Aunque realmente detrás no tienen a nadie”, insiste Hernández. “Los camioneros están con nosotros, no con los cargadores, que son quienes comercializan las mercancías y nos atracan con los precios, quedándose con un 40% o 50% de lo que se paga por el transporte”, arremete duramente contra la patronal.

“Apoyo importante en Cataluña”

El presidente de la plataforma insiste en que, tras 20 años silenciados y en manos de asociaciones que, según él, han intentado enfrentar al sector para poder dominarlo, un grupo importante de transportistas han decidido coger las riendas y desafiar al Comité Nacional “para plantearle a la Administración negociar directamente con los transportistas de a pie y llegar a acuerdos que de verdad den respuesta a la problemática que padece el sector”. 

Con esa intención, explica, irán a un paro nacional indefinido que pondrá contra las cuerdas al Gobierno ante un posible desabastecimiento de mercancías en España si la convocatoria, finalmente, tiene éxito. A pesar de que parte del sector les ha dado la espalda, Hernández confirma que “tienen un apoyo muy importante en Barcelona y el lunes comprobaremos lo que ocurre”, vaticina. Habrá que esperar.