Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Tomàs Pumarola, que prevé que los síntomas de la variante ómicron podrían ser “más leves” que los de otras cepas / EP

Los síntomas de la variante ómicron podrían ser “más leves” que los de otras cepas

Un microbiólogo señala que la sintomatología es "más banal y ligera" que en otras variantes del Covid-19 y prevé que cada tres meses aparezca una nueva

4 min

La información preliminar de la variante ómicron del Covid-19 indica que los cuadros clínicos son “más leves” respecto a los de otras cepas, como la delta o la alfa. Aunque por ahora solamente hay dos casos confirmados en Cataluña y todavía se tiene que corroborar esta información, parece ser que la sintomatología es “más banal y ligera” que en otras variantes del virus.

Así lo ha detallado el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, Tomàs Pumarola, en una entrevista a Europa Press, aunque ha subrayado que estas teorías todavía se tienen que demostrar. De momento, los casos de infección en personas inmunizadas son leves o asintomáticos, ha añadido.

Nueva variante cada tres meses

Sostiene que esta nueva cepa se ha impuesto “claramente” en Sudáfrica, su país de origen y en el que solamente el 25% de la población está vacunada con la pauta completa. Así pues, teniendo en cuenta que España roza el 80% de inmunizados, aboga por ver qué pasa aquí cuando la variante gane más protagonismo.

La comunidad científica observa que, cada vez que aparecen nuevas variantes, por regla general, se transmiten mejor y escapan más a la vacunación que las anteriores. No obstante, el microbiólogo señala que éstas mantienen su virulencia e “incluso la van atenuando”, un hecho que forma parte de un “proceso de adaptación” del virus. Asimismo, ha destacado su dinamismo a la hora de mutar y ha previsto que cada tres meses aproximadamente aparece una nueva mutación.

Gran acumulación de mutaciones

Para el doctor, la característica “más importante” de la cepa sudafricana es que presenta una acumulación muy grande de mutaciones en la espícula, que es el área del virus que se une al receptor de la célula para infectarla. Lo ejemplifica comparándolo con el juego infantil de estructuras tridimensionales, en el que hay que colocar cada figura en el agujero que tenga su forma.

Si un anticuerpo se ajusta a la forma de la estructura, éste bloquea la entrada de la pieza –el virus– e impide que la persona se infecte. Pero al aparecer una mutación, el triángulo pasa a ser un rombo y el anticuerpo tiene “problemas” para bloquearlo, aunque Pumarola asegura que lo hará parcialmente porque la base sigue siendo la misma.

Reformular las vacunas en un futuro

En esta línea, expone que “es importante resaltar que en algún momento deberemos reformular la vacuna y la industria ya está trabajando en ello”. Aunque pierdan capacidad de protección, continúan surgiendo efecto para evitar cuadros clínicos de gravedad.

A su parecer, esto es motivo suficiente para descartar por ahora una reformulación de las fórmulas actuales, pues cree que el momento de plantear de verdad hacer un cambio de éstas será cuando la protección frente a los cuadros clínicos graves disminuya.

Mucha infección tras Navidad

Ante la llegada de la Navidad, Pumarola prevé que habrá “mucha infección” tras estas fechas a causa del aumento de la interacción social, que ya comenzará con el puente de diciembre.

Por este motivo, aboga por el cumplimiento de las medidas de seguridad no farmacológicas, como el uso de mascarilla, la distancia social y la ventilación de los espacios cerrados, entre otras.